Consejo Dominicano de
Relaciones Internacionales

Consejo Dominicano de Relaciones Internacionales

Revisando el camino de Samoa

Por: Mario Gallego CosmeFotografía.

30 de septiembre de 2019.

 

El viernes pasado, 27 de septiembre de 2019, tuvo lugar en el salón del Consejo de Administración Fiduciaria de las Naciones Unidas la revisión de medio término del plan de acción para los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo —SIDS, por sus siglas en inglés—. Este plan, acordado durante la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas expresamente focalizada en este grupo de Estados, celebrada en Samoa en septiembre de 2014, se compiló en un famoso documento que se dio a conocer como el SAMOA Pathway [1], enarbolándose desde entonces como el principal referente al que los SIDS deben apuntar para transitar la senda del desarrollo. A partir de la lógica insular y con los Objetivos de Desarrollo del Milenio en el horizonte [2], su articulado considera 15 áreas prioritarias de trabajo, que van desde las cuestiones ambientales hasta las culturales, sanitarias o educativas, entre otras.

A efectos de contextualización, conviene subrayar que el SAMOA Pathway es heredero directo de las dos únicas Conferencias sobre los SIDS que se habían celebrado hasta ese momento. La primera de ellas, celebrada en Barbados en 1994, dio lugar al Plan de Acción de Barbados —comúnmente conocido como BPOA—, que supuso un hito sin precedentes para la causa de los Estados insulares. La segunda, tuvo lugar en Mauricio en 2005, y de ella se desprende el documento llamado Estrategia de Implementación de Mauricio, que alude expresamente a la forma en la que el BPOA debía llevarse a cabo, al tiempo que presenta algunos aspectos clave que, por aquel entonces, resultaron novedosos, como la necesidad de trabajar en la gobernanza o en el fortalecimiento de las capacidades de resiliencia. A pesar de que el BPOA no contempló procedimientos concretos de seguimiento, con posterioridad se decidió que, al cabo de cinco años —es decir, en 1999— se realizaría una revisión de los avances. Lo mismo ocurrió en 2010, con el propósito de diagnosticar la situación en la que se encontraba la Estrategia de Implementación de Mauricio —o MSI—, para lo cual decidieron instaurar una metodología de trabajo consistente en la segmentación regional de los trabajos preparatorios.

En el caso de esta evaluación de los cinco años del SAMOA Pathway se volvieron a conformar los mismos grupos regionales de que trabajaron la revisión del MSI, dando lugar, cada uno de ellos, a encuentros específicos, todos ellos organizados en 2018. El primero, en Mauricio, a finales de mayo de dicho año, para la “región AIMS” —Atlántico, Índico, Mediterráneo y Sur de China—; el segundo, en Tonga, en junio, por parte del Pacífico; y el tercero en Belice, a finales de agosto, para la región Caribe. Finalmente, del 31 de octubre al 1 de noviembre, los miembros de todas las delegaciones se reúnen en Samoa para los producir el documento consolidado sobre el que se ha venido trabajando para esta revisión de medio término del SAMOA Pathway. A lo largo de sus 69 puntos se listan aspectos clave como las notorias diferencias identificadas en la plena puesta en marcha del plan, la necesidad de integrar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el mismo —tomando en cuenta las dificultades financieras que esto entraña—, la pertinencia de considerar el cambio climático de manera transversal con influencia en multitud de ámbitos, o cuestiones como la seguridad alimentaria, o la salud de los ecosistemas oceánicos.

En virtud del diagnóstico sobre el que ya se venía trabajando, y dada la petición —por parte de la propia Asamblea General— de que la jornada de revisión sirviera para emitir una declaración concisa y orientada a la acción, no debe resultar extraña la brevedad del documento resultante. En el mismo, se enumeran los avances y retos identificados para la plena ejecución del SAMOA Pathway, al tiempo que se hace un llamamiento a la movilización de recursos —y a la focalización de los mismos en áreas prioritarias, buscando vacíos no cubiertos por los ODS—, al involucramiento de otras agencias de la ONU y del capital privado, y a otros aspectos como la mejora de la recogida de datos fiables o la apuesta por el desarrollo sostenible. En definitiva, de la jornada se desprende cierta sensación de urgencia para llevar a cabo toda la agenda trazada en las tres Conferencias sobre SIDS auspiciadas por la ONU —y más concretamente la última, en Samoa—, pero también se aprecia cierto optimismo por el interés que está suscitando la causa insular para la Comunidad Internacional.

Para finalizar, es importante reconocer que, a pesar de que los Pequeños Estados Insulares aún se encuentran relegados respecto a las dinámicas internacionales, también es cierto que, en la medida en la que su causa se ha ido identificando como común a toda la humanidad, su voz se ha podido escuchar un poco más alto. Este tipo de foros presentan una excelente oportunidad para que la insularidad se integre en la agenda global de una manera plenamente asumida por todos.

 

Referencias:

“Apia Outcome: Inter-regional meeting for the mid-term review of the SAMOA Pathway”. Apia, Samoa, (30 Oct-1 Nov. 2018).
https://sustainabledevelopment.un.org/content/documents/21058Final_Samoa_Outcome.pdf

A/CONF.223/10 (19 Sept, 2014), Report of the third International Conference on Small Island Developing States, Apia, Samoa, 1-4 de September 2014.
https://www.un.org/ga/search/view_doc.asp?symbol=A/CONF.223/10&Lang=E

A/RES/69/15 (14 Nov, 2014), SIDS Accelerated Modalities of Action (SAMOA) Pathway.
https://www.un.org/ga/search/view_doc.asp?symbol=A/RES/69/15&Lang=E

Gallego Cosme, M. (2015), “De Barbados a Samoa: repaso a los principales hitos para los intereses de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo desde 1994 hasta 2014”, UNISCI Discussion Papers 38, pp. 169-183.
https://www.ucm.es/data/cont/media/www/pag-72452/UNISCIDP38-8GALLEGO.pdf

“Mid-term review of the SAMOA Pathway: high level political declaration”. New York City, (27 Sept, 2019).
https://sustainabledevelopment.un.org/content/documents/25047SAMOAPathway.pdf

 

Notas:

[1] El nombre del documento se debe al acrónimo que crearon para titularlo —Small Islands Developing States Accelerated Modalities of Action—, aludiendo al país anfitrión del evento, que ese mismo año había logrado “graduarse desde el estatus de menos desarrollo”.

[2] Hay que tener presente que los Objetivos de Desarrollo del Milenio, auspiciados por la ONU en el 2000 para países en desarrollo, fueron reformulados y ampliados en 2015, dando lugar a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, cuya aplicación se concibe con carácter global, para todos los Estados del planeta.

 

 

Mario Gallego Cosme