funglode
Estas en: Home El Mundo América Latina y el Caribe Las Cumbres Iberoamericanas: Rumbo a Cádiz 2012

Las Cumbres Iberoamericanas: Rumbo a Cádiz 2012

Escribir un correo electrónico Imprimir PDF

 

alt

En el mes de noviembre será celebrada la Cumbre Iberoamericana en Cádiz. Esta Cumbre se entiende que estará tratando de volver a los orígenes del sentir iberoamericano, pues el mero acaecimiento de celebrar la cumbre junto con el 200 aniversario de la Constitución de Cádiz, carta magna primada en la historia de España que rigió no solo en la Península sino en la mayoría de los territorios americanos (Perú, Bolivia, Ecuador, Centroamérica, Cuba, República Dominicana y México) dice mucho de la intención y necesidad de recoger y resucitar estos lazos.

Los elementos claves de una cumbre son: los actores, las características, sus objetivos, la organización que conllevan, la frecuencia en las cuales se desarrollan, las declaraciones y el seguimiento de resultados. En este artículo nos enfocaremos en los elementos que a nuestro entender necesitan ser reforzados y desde un aspecto institucional y práctico, estableceremos qué cambios podrían favorecer y quizás garantizar que las próximas cumbres sean mucho más exitosas que las anteriores ediciones. Así como establece el Secretario General Iberoamericano, Sr. Enrique Iglesias, “…todos los elementos guardan una relación muy estrecha y los avances en alguno de ellos puede mejorar los resultados colectivos”.[i]

Se Abre el Telón: Los Actores y su Escenario

El primer elemento y uno de los más importantes es la presencia de los actores principales de las cumbres,  que son los Jefes de Estado y de Gobierno. La academia a raíz del absentismo en la Cumbre de Asunción (Paraguay) 2011 ha debatido sobre la importancia de la presencia de estos protagonistas para que el desarrollo de las cumbres sea exitoso. El Sr. Malamud establece que “las ausencias no solo son una cifra sino un síntoma”.[ii]Esto nos invita a una reflexión, si bien es cierto que aunque el Jefe de Estado no esté presente en una cumbre el país no por ello deja de estar representado, así lo estableció el Presidente Lugo ante el fracaso y la abrumadora expectación mediática sobre la asistencia de los mandatarios. La presencia de los Presidentes es intrínsecamente el punto central del encuentro y la característica más importante en las Cumbres. La diplomacia española debe jugar un papel preponderante para lograr que todos los Jefes de Estado y de Gobierno asistan, pues su presencia permite un diálogo directo entre los Jefes de Estado y de Gobierno, lo que facilita la deliberación de acciones y posterior toma de decisiones.[iii]Es precisamente este tipo de encuentros entre mandatarios lo que aclimata las relaciones personales y permite la construcción de confianzas. En el transcurso de ese proceso la exposición se identifican diferencias en un marco de respeto y de manera más transparente e inmediata permitiendo distinguir entre los intereses y las posiciones que estos adquieren. De este encuentro entre emanan programas y proyectos que contribuyen a la mejora en la calidad de vida de los ciudadanos iberoamericanos.[iv]

¿Qué puede estar afectando el escenario?

Un factor incidente es que latinoamericana es una de las regiones más inequitativas del mundo donde  se encuentran múltiples acuerdos subregionales de integración que no involucran a todas las naciones latinoamericanas, diferencias políticas y económicas. La CEPAL estableció que el 31,4%, de la población (177 millones de personas) viven en pobreza y casi la mitad de ellos, un 12,3% de personas en condiciones de pobreza extrema o indigencia[v]sin embargo, hay países como Brasil donde más de la mitad de la población pertenece a la “clase media”[vi]. La emergencia y el incremento de la clase media ha permitido a Brasil convertirse en la sexta potencia económica del mundo desplazando a Inglaterra, Francia y Alemania. El liderazgo de estas potencias emergentes no solo el caso de Brasil si no de Venezuela coloca a España y a Portugal en una posición vulnerable como lideres y propulsores de las Cumbres Iberoamericanas que hoy sufren el impacto de una crisis financiera global.[vii]Es por esto que consideramos que Cádiz 2012 debe reflejar la necesidad actual de los países latinoamericanos. Nos referimos a que quizás el liderazgo de estas cumbres debe ser compartido aun más entre ambos continentes. Malamud plantea que “habrá que desactivar el tutelaje español…apostar por una mayor descentralización de sus actividades, reforzando [la] presencia [de la SEGIB] en América Latina…dando mayor protagonismo a los latinoamericanos”.[viii]A nuestro entender la SEGIB no tiene que mudarse pues puede dar la impresión de un total abandono por parte de España, como si nuevamente estuviera cediendo su territorio en la España Boba pero a raíz de que debe haber elección de otro Secretario General Iberoamericano, pues el mandato de Iglesias estaría en vencimiento,[ix]entendemos que el sucesor debe continuar siendo latinoamericano. Si la SEGIB llegase a mudarse a América Latina el Secretario General Iberoamericano debería ser español.

Organización y Frecuencia

El proceso de organización de Cumbres ha recibido algunas críticas que ponen en duda su eficiencia y legitimidad. Algunos observadores como Rojas Aravena aseguran que las Cumbres suelen ser demasiado frecuentes, produciendo una forma de “fatiga” ya sea causado por los bajos niveles de articulación y coordinación de políticas.[x]Otros anotan que el exceso de acuerdos dificulta su operatividad y el seguimiento de los mismos, por lo cual señalan que los proyectos que prometen suelen quedar en letra muerta. Es por eso que creemos que la solución más sensata es laque propone el Sr. Carlos Malamud de hacer estas cumbres bienales. Estas podrían entrar en vigor después de la Cumbre de Panamá en el 2013 ya que no hay ninguna otra sede elegida para la cumbre posterior. Se destaca que las Cumbres Iberoamericanas podrían coordinarse con las Cumbres de  América Latina, Caribe y la Unión Europea que se celebran cada dos años, lo que permitiría que se alternen para reducir el número de desplazamientos de los mandatarios implicados.[xi]

Declaraciones

Se ha criticado que las declaraciones sean tan largas y meticulosas, lo que hace luego mas difícil su seguimiento y cumplimiento. La repetición de clausulas erróneamente en la Comunidad Iberoamericana se considera asociada a la importancia de dicha idea o temática. Sería una posibilidad de que los Jefes de Estado y de Gobierno adopten menos medidas para que dediquen más recursos e inviertan más tiempo en desarrollar las pocas medidas que adopten. De ahí que una declaración final más enfocada en torno al tema central de la Cumbre.[xii]Si se cumplen con los objetivos obtendrán más credibilidad y mejor reputación como foro de dialogo y de acción a nivel internacional. Así como establece Leitl, es necesario encontrar formas e instrumentos que aseguren un mayor compromiso político, para así consolidar una alianza estratégica más eficaz y mutuamente beneficiosa.[xiii]

Mainhold establece que la ambigüedad de las declaraciones se debe a que están diseñadas no solamente para los acuerdos logrados a nivel de los Presidentes sino también para el consumo doméstico, lo cual disminuye sensiblemente su calidad vinculante[xiv]y establece que “los resultados no necesariamente implican programas útiles, ni se logra siempre el proceso anhelado de creación de consenso y del comunidad”.[xv]La causa de este problema según Aravena es que estos acuerdos terminan siendo muy amplios con pocas posibilidades de operatividad para su puesta en práctica.[xvi]Sugerimos que para Cádiz 2012 las declaraciones deberán estar mejor estructuradas, adquiriendo un orden que simplifique las ideas para que se pueda determinar la voluntad real de los mandatarios. Las medidas deberían ser más aterrizadas dando planes concretos, plazos y formas de obtención de recursos para así maximizar los mismos. Es necesario tener objetivos a corto plazo para que la comunidad vea y palpe sus logros ya que esto es lo que motiva a continuar el trabajo. No obstante, también necesitamos logros a largo plazo que se desarrollen en fases para obtener resultados más profundos. Asimismo consideramos necesario evaluar y balancear la necesidad de difundir entre los medios el desarrollo de la cumbre versus la privacidad que amerita la celebración del evento por tratarse de los Jefes de Estado. La presencia de los medios puede desconcentrar el objetivo del debate haciendo que estos foros se utilicen para dirigir discursos nacionalistas y obtener intereses individuales. Es por ello que se debe rediseñar el formato mismo de las cumbres, así como propone Siles para centrar las deliberaciones de los dignatarios en asuntos que motiven su participación y creando mecanismos adecuados para asegurar un debate abierto, pero al mismo tiempo reservado, en el que puedan expresarse en forma libre y directa, sin que ello tenga que trascender luego a la opinión pública.[xvii]La Cumbre de Cádiz podría implementar lo que se hizo en Asunción donde hubo una mayor apertura de lo iberoamericano a las opiniones públicas y a la academia en parte a través de las redes sociales.[xviii]

Actitud de España

Tal como lo expresa Arenal “La Cumbre Iberoamericana de Cádiz 2012 no puede ser la continuación del proceso de declive actualmente en marcha…”.[xix]Estas cumbres deben cambiar de enfoque pues tal como expresa Pedro Pérez Herrero del Instituto de Estudios Latinoamericanos (IELAT), Latinoamérica tiene en estos momentos más peso que España, la coyuntura ahora es diferente y por lo tanto debe cambiar el formato de cumbres. Conjuntamente la voluntad política deberá adquirir una importancia mucho mayor debido a que ante la ausencias a previas cumbres, la fragmentaciones y divisiones en los intereses de los actores pone en evidencia la fragilidad de la integración de la Comunidad. El cumplimiento de compromisos establecidos en Cádiz dependerá de la obligación real de los miembros y de la posibilidad de impulsar un efectivo desarrollo de la cumbre.  La cita en Cádiz será crucial para el futuro de las Cumbres Iberoamericanas y para la política exterior española que avanza hacia un discurso más realista,[xx]solo el tiempo nos podrá decir si obtuvieron o no la victoria.

 

Por Ana Carolina Blanco Haché

Analista del CDRI.-


[i]Iglesias, E. “Prologo” en Jarque, C., Salvador, M. et al “América Latina y la Diplomacia de las Cumbres” (Madrid, SEGIB, 2009) pg. 14

[ii]Malamud, C. “La Cumbre de Asunción y el Futuro de las Cumbres Iberoamericanas” (Real Instituto Elcano, Madrid, 2011) pg. 2.

[iii]Rojas Aravena, F. “Diplomacia de Cumbres e Integración Regional” en Jarque, C., Salvador, M. et al “América Latina y la Diplomacia de las Cumbres” (Madrid, SEGIB, 2009) Cap.1 pg. 40

[iv]Iglesias, E. “Prologo” en Jarque, C., Salvador, M. et al “América Latina y la Diplomacia de las Cumbres” (Madrid, SEGIB, 2009) pg. 10

[v]CEPAL,Pobreza, desigualdad y percepciones sobre el mundo del trabajo en América Latina: Panorama Social de América Latina 2011” (Capítulo I, pg. 4)  Santiago de Chile, 2007. Disponible en

http://www.cepal.org/publicaciones/xml/1/45171/CAPITULO_I_no_editado.pdf

[vi]Revista Veja, 13 de Agosto, Brasil, 2008 pg. 68

[vii]Rojas Aravena, F. “ Integración en América Latina: Acciones y Omisiones; Conflictos y Cooperación (IV Informe del Secretario General de FLACSO)

[viii]Malamud, C. “ La Cumbre de Asunción y el Futuro de las Cumbres Iberoamericanas” (Real Instituto Elcano, Madrid, 2011) pg. 8

[ix]Malamud, C. “ La Cumbre de Asunción y el Futuro de las Cumbres Iberoamericanas” (Real Instituto Elcano, Madrid, 2011) pg. 6 y 7.

[x]Rojas Aravena, F. “Diplomacia de Cumbres e Integración Regional” en Jarque, C., Salvador, M. et al “América Latina y la Diplomacia de las Cumbres” (Madrid, SEGIB, 2009) Cap.1 pg. 27

[xi]Ibid.

[xii]Malamud, C. “ La Cumbre de Asunción y el Futuro de las Cumbres Iberoamericanas” (Real Instituto Elcano, Madrid, 2011) pg. 6

[xiii]Ibid.

[xiv]Maihold, G. “Las Cumbres Hemisféricas y su Impacto Regional- Un Balance” en Jarque, C., Salvador, M. et al “América Latina y la Diplomacia de las Cumbres” (Madrid, SEGIB, 2009) Cap.1 pg. 73

[xv]Maihold, G. “Las Cumbres Hemisféricas y su Impacto Regional- Un Balance” en Jarque, C., Salvador, M. et al “América Latina y la Diplomacia de las Cumbres” (Madrid, SEGIB, 2009) Cap.1 pg.63

[xvi]Rojas Aravena, F. “Diplomacia de Cumbres e Integración Regional” en Jarque, C., Salvador, M. et al “América Latina y la Diplomacia de las Cumbres” (Madrid, SEGIB, 2009) Cap.1 pg. 27

[xvii]Siles del Valle, J.I. “La Conferencia Iberoamericana: Sus Perspectivas” en Jarque, C., Salvador, M. et al “América Latina y la Diplomacia de las Cumbres” (Madrid, SEGIB, 2009) Cap.2 pg. 112

[xviii]Malamud, C. “La Cumbre de Asunción y el Futuro de las Cumbres Iberoamericanas” (Real Instituto Elcano, Madrid, 2011) pg. 4

[xix]Del Arenal, C. “La Cumbre Iberoamericana de Asunción: ¿El Agotamiento de un Proyecto Iberoamericano?”  (Fundación Carolina, Madrid, 2011) p. 7

[xx]Para mas información ver Mallo, T. “Cumbre Iberoamericana de Cádiz: ¿Una Relación con América Latina? (Fundación Carolina, Madrid, 2012) p. 6-10

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar