funglode
Estas en: Home El Mundo Estados Unidos y Canadá Romney y el Proceso Electoral Estadounidense.

Romney y el Proceso Electoral Estadounidense.

Escribir un correo electrónico Imprimir PDF

alt¿Por qué se estará votando el próximo 6 de noviembre en EE.UU.? El corazón de las inminentes elecciones estadounidenses late a un nivel alarmantemente incrementado. Faltando menos de tres meses, la carrera entre los candidatos presidenciales Barack Obama y Mitt Romney se torna cada vez más reñida. Teniendo en cuenta el contexto insólito de crisis en el cual la batalla electoral se ha desarrollado, los ciudadanos se encuentran en una búsqueda abrumadora de un líder que no solo solucione el desequilibrio económico sino que reaccione complaciente y eficientemente ante los dilemas específicos. El riesgoso escenario tanto doméstico como internacional ha escalado no solo debido a la constante incertidumbre en relación a la recuperación económica sino también a causa de aquellos conflictos basados en la defensa de intereses internacionales tales como la guerra contra el terrorismo, la primavera árabe, la problemática palestina-israelí, la presión financiera en la euro zona, y la carrera nuclear.

Mientras tanto, las abundantes encuestas continúan persistentemente saturando los medios de comunicación, sin proveer una predicción concreta. Asimismo, las polémicas y los ataques incesantes entre el bando republicano y el demócrata alimentan la misma inestabilidad que ambos candidatos tanto afirman poder enmendar.

Al considerar a Romney, sale a colación su fortaleza como hombre de negocios, usualmente funcionándole como ventaja en las presentes elecciones dominadas por discusiones económicas. Entre los antecedentes del candidato republicano puede encontrarse que el mismo fue CEO de Bain & Company, firma global de asesoría, dirigiendo su recuperación en tiempos de crisis. Al igual, Romney co-fundó Bain Capital, compañía de inversión de capital de riesgo que permitió nuevas oportunidades de empleos. Afirma que la fórmula de recortar, limitar, y equilibrar es la mejor medida para detener los gastos del actual déficit federal. Se le agrega a su historial su papel como encargado del Comité Organizador de las olimpiadas de Salt Lake 2002, convirtiéndolo en uno de los eventos más exitosos del país. Por consiguiente, muchos deducen que Romney posee la capacidad y experiencia de desarrollar un plan práctico para la recuperación económica de la nación.

Se tiende a tomar en cuenta que la administración Obama mantuvo una relativa estabilidad durante su mandato y de que ha logrado dinamizar hasta cierto punto la economía, como lo ejemplifica el reciente reporte del Departamento de Trabajo que presenta la creación de más de ciento sesenta mil empleos durante el pasado mes de julio. Sin embargo, la consistentemente alta tasa de desempleo continúa siendo un problema determinante en la campaña. El presente gobierno no ha logrado extraer a la nación de su crisis económica, lo cual el equipo de Romney se ha asegurado de utilizar como arma electoral.

Entre las propuestas del candidato republicano se encuentra cambiar el modelo económico del país, y desarrollar un programa de creación de trabajos que emplee una decena de millones de personas más en el transcurso de cuatro años. Impulsa al igual, la disminución de la regulación para individuos y empresas dinámicas. También expresa buscar bajar los impuestos, mantener exenciones fiscales sobre dividendos y ganancias rentas del capital. En relación al tema de la reforma migratoria, el cual afecta directamente a más de once millones de indocumentados, Romney presenta una postura muy diferente a la del actual presidente. Comportándose evasivamente ante el debate migratorio, Romney expresa no considerar justo garantizar residencia permanente a quienes llegaron ilegalmente al país. Propone el fortalecimiento de la seguridad fronteriza, el aumento de visas dadas a profesionales extranjeros, y la residencia legal para estudiantes indocumentados que sirven en las fuerzas armadas. Planteó reformará las leyes de migración para llevar a cabo una solución más funcional a largo plazo que refuerce la inmigración legal, aunque su plan no presenta una vía de legalización para los existentes indocumentados. Por tanto, su posición ante dicho debate le ha venido dificultando la obtención del voto hispano.

Se destaca también la oposición de Romney a que incremente la regulación en el sistema financiero, por lo que busca abolir la reforma que lo limita. Asimismo, considera la reforma de salud establecida por Obama como una medida muy costosa e influyente en la libertad individual. Por tanto, propone eliminar dichas reformas si ha de salir victorioso. Por otra parte, Romney se inclina hacia las uniones nupciales tradicionales y se opone al matrimonio homosexual. Incluso no apoyaba inicialmente que los individuos gay fuesen permitidos servir en las fuerzas armadas. También desaprueba que se disminuya el presupuesto militar, considerándolo más que necesario para la seguridad de los ciudadanos y protección de los intereses nacionales.

En relación al controversial tema del aborto Romney expresa oposición a menos que se trate de casos de violación e incesto, y considera que los fondos del estado no debiesen utilizarse para financiar abortos. A pesar de que en un pasado reciente Romney reflejó ser defensor del derecho de la mujer a elegir, el se ha declarado pro-life. Apoya que se revoque Roe v. Wade y que se cancelen los fondos dirigidos a organizaciones como Planned Parenthood. Sin embargo, su candidato para la vicepresidencia, Paul Ryan, se considera aún más conservador que Romney. Ha expresado ser pro-life, y estar opuesto al aborto bajo todas circunstancias. Entre los planes de Ryan también se encuentra alterar el plan Medicare, imponer reformas fiscales, privatizaciones en el sistema social, y el recorte de millones de dólares del presupuesto.

A pesar de que la mayoría de debates se centran en la política interna estadounidenses, la dinámica internacional posee influencia elemental. En relación a la política exterior, Romney no elimina la posibilidad de sancionar a China debido a sus posturas comerciales de carácter injusto, asimismo como no toma en consideración eliminar las existentes sanciones hacia Cuba. En cuanto a la política con el Medio Oriente, considera que el gobierno debe insistir en detener el avance nuclear de Irán y establecer diversos programas de regulación en otros países de la región. Manifiesta intenciones de mantener un consistente apoyo a Israel, así como de reforzar la posición de Estados Unidos como líder mundial.

Sin embargo, tanto Obama como Romney enfrentan desventajas en sus respectivas trayectorias. Entre las fuertes críticas a Romney se encuentra el hecho de que su plan económico incluye llevar a cabo grandes recortes a programas sociales, la privatización de programas de salud como Medicaid y Medicare, y la desregulación del sistema financiero, lo cual sus oponentes establecen como propuestas demasiado radicales e inconvenientes para el bienestar común.

Otro dilema es que su amplia imagen de exitoso hombre de negocios lo hace quedar frecuentemente como un individuo ajeno a la problemática realidad que enfrenta la clase trabajadora. Se le ataca no solo por el hecho de ser multimillonario y poseer cuentas en el extranjero, sino también porque en el pasado sus decisiones han ocasionado la perdida de empleos.

Asimismo, no solo es altamente cuestionado por sus políticas económicas y sociales, sino también por sus famosas inconsistencias. Sus oponentes plantean que el candidato republicano parece intentar complacer a todo el mundo, lo cual le amerita una imagen cambiante. Son numerosos los ejemplos de alteración de posturas de Romney, como lo fueron aquellas frente al aborto y la reforma de salud. Pocos aceptarían a un presidente sin una firme posición ante los problemas específicos, y por ello le acusan de no poseer ideologías sólidas.

Independientemente de las fortalezas y debilidades del candidato republicano, su posibilidad convertirse en el próximo líder estadounidense continúa siendo extensa.

 

Vanna Curi Caamaño
Analista del CDRI.-  

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar