funglode
Estas en: Home El Mundo Medio Oriente y África del Norte La Nueva Política Egipcia y el Futuro del Tratado de Paz con Israel

La Nueva Política Egipcia y el Futuro del Tratado de Paz con Israel

Escribir un correo electrónico Imprimir PDF

altEl impacto de la Primavera Árabe, visto desde la revolución en Egipto, y seguida por las elecciones al Parlamento, ha dejado su huella histórica, elevando significativamente el dominio de los partidos Islámicos en el poder político, con una mayoría parlamentaria absoluta, tras las dos primeras etapas de las elecciones parlamentarias.

En la primera etapa de las elecciones, el Movimiento de la Hermandad Musulmana (el Partido de la Justicia), alcanzo un 49% del total de escaños en el Congreso (73 de 150), mientras que los Salafistas del partido Al-Nur, obtuvieron el 20%.

En la segunda etapa de las elecciones, la Hermandad Musulmana alcanzo el 40% de los votos y Al-Nur, aumento a un 35%. A pesar de que la etapa final de las elecciones se llevará a cabo en Enero del 2012, podemos estimar que el Parlamento Egipcio, será controlado, en su mayoría absoluta, por dos partidos motivados por una visión radical.

Según la prensa árabe, los dos partidos Islámicos, han manifestado que al asumir el poder político, continuaran respetando el acuerdo de paz con Israel. Las publicaciones, se basan, esencialmente, en las declaraciones formuladas por altos funcionarios de ambos partidos, aclarando que “Egipto debe respetar los acuerdos internacionales que ha firmado”.

Sin embargo, un análisis riguroso de las posturas presentadas por los dos partidos, nos indica una tendencia alarmante, en la cual los actores principales mantienen como objetivo, la cancelación de los acuerdos de Camp David, causando a Egipto el mínimo daño posible en aspectos diplomáticos y económicos.

Nuevas Condiciones de Egipto

La Hermandad Musulmana estableció una serie de criterios para la evaluación de los acuerdos internacionales firmados por Egipto, y entre ellos, los acuerdos de Camp David. En primer lugar, según el movimiento, se considerara la ley islámica (la Sharia), mientras que en segundo lugar, se tomara en cuenta la posición del pueblo egipcio. En tercer lugar, afirma la Hermandad Musulmana, se considerara el grado de cumplimiento del acuerdo por la contraparte.

La plataforma jurídica del Partido de la Libertad y la Justicia, determina que cumplirá con los tratados internacionales, sobre los derechos humanos, siempre y cuando “no contradigan a la Sharia islámica”.

En cuanto al acuerdo de paz con Israel, la misma plataforma establece que los tratados entre países, deben ser aceptados por el pueblo, y basados en los principios de justicia. "Por lo tanto, el partido considera como su obligación, la revalorización de muchos de los acuerdos que se firmaron en diversas áreas, por el antiguo régimen" 2.

“Volver a examinar el Tratado con Israel”

Altos dirigentes del Partido de la Libertad y la Justicia, en numerosas ocasiones, han manifestado su apoyo a la terminación de los acuerdos patrocinados por Estados Unidos, así como la ruptura de relaciones diplomáticas y económicas con Israel.
El 25 de agosto del 2011, el Presidente del Partido, Dr. Mohammed Morsi, exigió, públicamente, “una revisión de los acuerdos”, argumentando la violación sistemática de Israel con el acuerdo firmado 3.

Dr. Ahmed Abu Baraka, asesor jurídico del partido y un alto dirigente de la Hermandad Musulmana, expreso el 28 de agosto, que era necesario volver a examinar todas las cláusulas del acuerdo de Camp David, con fin de considerar su anulación en caso que se requiera. Abu Baraka, recalco la importancia de desplegar fuerzas egipcias en el Sinaí, equipados con armamento pesado y avanzado, con el fin de disuadir a Israel 4.

Dr. Mohammed Gamal Hismat, un alto dirigente del Partido de la Libertad y la Justicia y miembro del parlamento anterior, propuso el 24 de agosto, establecer un comité legal que examine el acuerdo de Camp David a la luz de la "violación continuada" de Israel 5.

Dr. Essam El-Arian, el jefe adjunto del Partido de la Libertad y la Justicia, minimizo, el 23 de Agosto, la importancia de las amenazas estadounidenses de suspender la ayuda a Egipto, si no reconocerá los acuerdos firmados, y afirmó que Israel estaba violando el acuerdo “de manera flagrante” "6.

Dr. Hamdy Ismail, el secretario del partido en el Distrito de Ismailiya, explicó el 31 de Octubre, que la cuestión de los acuerdos de Camp David, afecta directamente a la ciudadanía egipcia, y por lo tanto, presentó una propuesta de considerar el futuro del tratado, a través de un referéndum. 7

Dr. Ahmed Rami, líder del partido en el distrito de Qalyubiya, llamo el 27 de agosto, a “examinar” el acuerdo de Camp David, señalando que la revolución en Egipto, marcó el comienzo de una marcha por la liberación de Jerusalén, ya que "la entidad sionista está al borde del colapso" 8.

Estas posiciones, recibieron una importante ratificación por parte del líder de la Hermandad Musulmana, el Dr. Mohammed Badie, quien en sus cartas semanales a los activistas del movimiento, elabora su doctrina y posiciones con respecto a los Estados Unidos e Israel. Badie, reconoce el acuerdo de Camp David como "una rendición" ante Israel, y presenta una lista de demandas sobre este tema. En su carta del 5 de mayo de 2011, Badie escribió:

“En voz alta, pedimos la terminación de la normalización, que le proporciona a nuestro enemigo [Israel] la estabilidad. Llamamos a poner fin a la seguridad de las fronteras sionistas y a la matanza de los infiltrados en [territorio] del enemigo,9 así como [detener] las exportaciones de gas que causan daño a nuestra seguridad nacional. Llamamos a una acción inmediata, para completar la apertura del cruce de Rafah -de forma permanente- y a una revisión de los acuerdos de Camp David, para que pueda ser presentado ante la Comisión Nacional que fue elegida en elecciones libres, permitiendo al fin, presentar su opinión después de negarse durante años. 10

Badie define a Israel y a los Estados Unidos, como los “principales adversarios de Egipto”. En su carta semanal del 6 de Octubre del 2011, llega a la conclusión de que "nuestro principal enemigo es el plan sionista-estadounidense, que aspira a hacerse cargo de toda la región, a fin de establecer el ‘Gran Israel’ y el Nuevo Medio Oriente" 11.

Badie no reconoce ninguna opción de una posible cooperación con Israel o Estados Unidos. Por el contrario: desde su punto de vista, estos dos países, representan la amenaza más peligrosa a Egipto, determinando que se encuentran en un estado de decadencia histórica:

“Las fuerzas globales, los sionistas y los estadounidenses, están absorbiendo una serie de desastres y derrotas, comenzando con el aislamiento de Israel y la pérdida de sus seguidores regionales, y los fracasos estadounidenses en el ámbito militar (en Irak y Afganistán). 

En el ámbito económico, vemos el peligro de la caída del régimen capitalista, como resultado de una política equivocada, y los enormes gastos en las guerras dirigidas bajo el pretexto de liquidar lo que llaman el ‘terror’. Han perdido su credibilidad entre los pueblos y ahora han perdido sus fuentes de financiación, y no descartamos la posibilidad de que su destino se aproximará al de la Unión Soviética (…) Al mismo tiempo, las revoluciones de la Primavera Árabe, presentan un cambio total en el mundo árabe y en el mapa nacional” 12.

La ‘irrelevancia’ del tratado de paz, se expresa en las aspiraciones publicas de la Hermandad Musulmana en llevar a cabo la "liberación" de todo el territorio de "Palestina", un concepto que encaja con su plataforma ideológica islámica, y que encuentra su expresión en la evaluación presentada por Badie, el 9 de Junio del 2011. En su carta semanal a sus activistas, expresó:

“La victoria está cerca, con la ayuda de Alá, que es definitiva y no puede haber ninguna duda al respecto. La restauración de Palestina, Al Quds [Jerusalén], el Golan, y todas las tierras que Israel conquistó, ya no es una imaginación calenturienta, pero la esperanza de que pronto se llevará a cabo…. La era de la “superioridad” de Israel - ha terminado. Israel ha comenzado a dudar de su misma continuidad y supervivencia” 13.

La posición oficial de los salafistas del Partido Al-Nur, se parece a la de la Hermandad Musulmana. El Dr. Emad Abdel Ghafour, líder del partido, declaro que:

“Es nuestra obligación cumplir con los acuerdos que Egipto firmo, y exigimos que los mismos se cumplan. Hay muchos términos en el acuerdo de paz que no se llevaron a cabo [por Israel], como es la solución del problema palestino, el derecho de la libre determinación [de los palestinos], y la autonomía de un Estado palestino en el territorio palestino. Hay muchas cuestiones que se deben implementar para que el pueblo palestino sienta que se ha beneficiado del proceso de paz ....El acuerdo de paz de Camp David requiere una nueva examinacion”. 14

Dr. Yousry Hamad, portavoz del partido Al-Nur, explicó que la posición del partido hacia al acuerdo de Camp David, fue adoptada sobre la base de la Sharia.

¿Optimismo fundamentado?

El optimismo hacia a un cambio profundo en las posiciones de estos movimientos de extrema Islámica egipcia, en cuanto a Israel, se basa aparentemente en declaraciones generales en la prensa árabe. Sin embargo, la realidad nos señala la formulación de tácticas sofisticadas con fin de realizar el objetivo estratégico: renunciar a los acuerdos de Camp David, con la transformación de Egipto en la principal fuerza regional que llevará la ofensiva diplomática y militar contra Israel.

La Hermandad Musulmana, así como el partido Al-Nur, están buscando un punto de salida conveniente, reconociendo las consecuencias de una violación a un tratado diplomático conforme al derecho internacional, cuestión que podrá tener un impacto inmediato en la economía egipcia.
Egipto recibe 1,3 mil millones de dólares al año, en ayuda militar por parte de EE.UU. En el 2010, por cierto, la ayuda económica estadounidense ascendió en unos US $ 250 millones. La fortaleza principal del ejército egipcio, se basa en tecnologías y armas estadounidenses, incluyendo los aviones F-16 y F-14, helicópteros Apache, tanques M1A1 y M60A3, misiles tierra-aire, aviones espía, y mucho más. Incluso, en el marco de la cooperación militar bilateral, los ejércitos de ambos países, realizan tradicionalmente entrenamientos conjuntos.

Entonces: ¿Cómo anular el Tratado de Paz?

Al parecer, la suerte ya está echada y la decisión estratégica ha sido tomada. La única cuestión en agenda, seria la forma de implementar la dramática decisión al menor costo posible, manteniendo el "juego democrático".

Por lo tanto, es probable que veamos en un futuro próximo, el sometimiento del acuerdo de Camp David a la decisión del nuevo Parlamento, que será controlado por los partidos islámicos, así como a un posible referéndum - lo que “suavizara” la responsabilidad de cualquier futuro gobierno egipcio por la cancelación del tratado de paz. La justificación inmediata, será el “incumplimiento de Israel con las cláusulas del acuerdo”, a fin de atribuir a Israel la culpa de la anulación del tratado.

Al parecer, la Hermandad Musulmana estima que después de su toma de poder y considerando los logros adicionales de la “primavera árabe”, EE.UU. se verá obligada a aceptar la nueva realidad. Paso a paso, las fuerzas políticas en Egipto, seguirán aspirando a vaciar el contenido democrático de la revolución, implementando, en practica, el enfoque del partido Al-Nur: la ley religiosa Islámica.

Desde el punto de vista de Israel, la revolución democrática en Egipto y su impacto en las urnas como una Revolución Islámica, tiene el potencial de transformar a Egipto, en el futuro inmediato, en un posible enemigo, volviendo al histórico círculo de Estados en confrontación.

Realizando estas graves consecuencias, Israel está haciendo todo lo posible por preservar el acuerdo de paz. Sin embargo, los acontecimientos en Egipto, conducirán inevitablemente a la creación de un grave desafío a la seguridad fronteriza en el Sur de Israel.

El “nuevo Egipto”, tratara de ejercer su plena soberanía en el Sinaí, desplegando fuerzas regulares que, aplicando diversos argumentos, acusaran a Israel con "violaciones" de los acuerdos firmados. De allí, procederán explicando la necesidad de defenderse contra un ataque israelí, y concluirán con la “obligación moral” de Egipto en proteger a sus hermanos palestinos en Gaza.

Así mismo, el movimiento de la Hermandad Musulmana en Egipto, que es el movimiento de los padres fundadores de Hamas, ofrecerá apoyo continuo a Hamas, ahora con más poder, considerando los últimos resultados parlamentarios.

Es posible que uno de los primeros objetivos de esta organización, después de asumir las riendas del poder, será garantizar una frontera abierta en el cruce entre Gaza y Egipto, ofreciendo a Hamas asistencia integral, económica y militar, cuestión que planteara nuevos desafíos a la seguridad del estado de Israel. La entrega de armas, el apoyo en aspectos de Inteligencia, el despliegue de fuerzas egipcias en el Sinaí y / o en Gaza, requerirán que Israel evalúe nuevamente sus funciones operativas en la zona.

Estos posibles acontecimientos, podrán ser evitados, en caso de que Estados Unidos y sus aliados internacionales, tomen, activamente, una firme posición, ante cualquier intento de enfrentar el Medio Oriente ante un tsunami regional, con la posible cancelación del tratado de paz entre Israel y Egipto.

Por Jonathan Halevi y Yossi Abadi

NOTAS:

1. http://www.ikhwanonline.com/new/Article.aspx?ArtID=96953&SecID=0
2. http://www.hurryh.com/Party_Program.aspx
3. http://www.hurryh.com/Provinces/Our_news_Details.aspx?News_ID=1933&ID=23
4. http://www.hurryh.com/Provinces/Our_news_Details.aspx?News_ID=2000
5. http://www.hurryh.com/Party_Article_Details.aspx?News_ID=1872
6. http://www.hurryh.com/Our_news_Details.aspx?News_ID=1850 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar