funglode
Estas en: Home

ENTREVISTAS

Las relaciones comerciales entre China y América Latina perderán dinamismo

Escribir un correo electrónico Imprimir PDF

alt“No existen condiciones a corto o mediano plazo para que continúe la expansión en el comercio entre China y América Latina. Aunque en las últimas dos décadas éste sector ha tenido un crecimiento exponencial, se prevé que esa tendencia continuará al menos por una década más”, consideró el Dr. Aníbal Zottele, coordinador del Centro de Estudios China-Veracruz de la Universidad Veracruzana, México.

Explicó que, según el boletín de 2009 sobre inversión extranjera de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (ECLAC) con base en el Ministerio de Comercio Chino, éste país asiático invirtió un 4 por ciento en Latinoamérica mientras que en África, Asia y otros países desarrollados ha invertido en un 18, 40 y 38 por ciento, respectivamente.

“América Latina no ha sido un lugar predilecto para las inversiones chinas. Recientemente Brasil, Argentina, Chile y Perú han recibido un stock de inversiones que se encuentran en consonancia con la importancia que reviste la relación comercial. Sin embargo, las principales empresas latinoamericanas comienzan lentamente a expandir sus inversiones hacia China. Bimbo, CEMEX, Tenaris son grandes compañías brasileñas que han dado los primeros pasos, pero sin duda hay un largo camino a recorrer”, manifestó.

Zottele indicó que a nivel comercial habrá una consolidación las siguientes tendencias: primero, la especialización de América Latina como exportador de materias primas y alimentos y de China como exportador manufacturero diversificado; segundo, equilibrio de la balanza comercial con América del Sur; y tercero, déficit comercial significativo de México y América Central respecto a China.

En cuanto al entorno cultural, el doctor dijo que la esencia de la cultura tradicional China se sigue manteniendo debido a que ésta nación ha ido aprendiendo y absorbiendo la cultura occidental durante el proceso de reforma y apertura del mercado. Destacó que éste país se caracteriza por su fuerte motivación emprendedora civil, el rápido desarrollo de diversos tipos de educación, la convivencia multicultural y la creciente popularidad y el fortalecimiento de la cultura corporativa.

El conversatorio “Cultura y negocios con China” fue organizado por el Consejo Dominicano de Relaciones Internacionales (CDRI) de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE). La actividad tuvo lugar este martes 5 de junio y sirvió de espacio de análisis sobre las costumbres, la regulación laboral, las inversiones y el desarrollo de negocios en China.

Sobre el conferencista

El Dr. Zottele, de nacionalidad argentina, es economista, catedrático e investigador. Actualmente es coordinador del Centro de Estudios China-Veracruz (CECHIVER) de la Universidad Veracruzana en México y maestro en Administración de Empresas del Instituto de Investigación y Estudios Superiores de las Ciencias Administrativas (IIESCA).

Es doctor en epidemiología veterinaria egresado de la Universidad Federal de Minas Gerais, Brasil. Se desempeñó como profesor e investigador de la Universidad Veracruzana y de la Universidad Autónoma de México-Azcapotzalco y fue coordinador de postgrado en Agroeconomía en la Universidad Nacional de Mar del Plata, Argentina.

También es autor de libros y artículos sobre temas económicos, agropecuarios y especialmente sobre China y el Sudeste Asiático. A través de la Universidad Veracruzana promueve una intensa actividad a favor de un mayor conocimiento y de relaciones culturales y económicas más estrechas entre China y América Latina.

Entrevista al Dr. Vladimir Davydov

Escribir un correo electrónico Imprimir PDF

alt

Hemos tenido la grata oportunidad de compartir con el reconocido investigador y catedrático ruso Dr. Vladimir Davydov en el marco de su visita a la República Dominicana,  donde impartió una conferencia magistral en la sede de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE) y firmo un acuerdo institucional entre la mencionada institución y el Instituto de Latinoamérica de la Academia de Ciencias de Rusia (ILA ACR).

1. ¿Qué le trae por la República dominicana y como se siente en el pais? ¿que hará durante su estadía?

Estoy por poco tiempo, no tengo mucho tiempo para disfrutar el sol, la amistad de los dominicanos pero puedo decir que tengo muy buenas impresiones. Yo siento no haber tenido la posibilidad de venir antes, yo solo tenía la posibilidad de estudiar la situación económica, política a distancia y bueno…esos estudios llevan a conclusiones: el desarrollo de su país es bastante exitoso en comparación con los países de la misma área, otros países del Caribe y de Centroamérica.

Pienso que, ahora comprendo por qué crece el número de turistas rusos en la República Dominicana, antes no entendía tanto, ahora sí.

2. Ante la pérdida de la influencia de EE.UU. y Europa en la región, China, Rusia e India han registrado un incremento de la inversión en América Latina, además de las reservas petroleras de Venezuela y Brasil ¿sobre qué áreas se sitúa el interés ruso en América Latina y el Caribe?

Podemos hablar de exportación de equipo industrial, de know how, de tecnologías y en cierto sentido de tecnologías de alto nivel como tecnologías espaciales por ejemplo, tecnologías nucleares, radiológicas. La ciencia rusa y la técnica rusa son bastante avanzadas en esos campos, las tecnologías laser, por ejemplo. Yo pienso que podemos proponer algo de valor en ese sentido para los países latinoamericanos, no queremos reducirnos al intercambio primitivo; nosotros pensamos en colaboración productiva, partimos de que América Latina ahora es otra región, una región con mercados más solventes, con empresas más competitivas, con profesionales, con mayor nivel científico, entonces hay un suelo fértil en Latinoamérica.

Pero no puedo decir que eso lo reconocen todos, pero poco a poco crece el número de personas y empresas que comienzan a entender que aquí en América existen mayores perspectivas para la colaboración económica, científica y cultural, yo soy muy partidario de eso, por eso trato de hacer todo lo posible para propagar esa tendencia.

3. A pesar del gran interés como Estado que muestra Rusia en la Región, el sector privado ruso no ha sido tan receptivo a expandirse en el mercado latinoamericano ¿Por qué esta resistencia?

No se trata de resistencia, yo diría que se trata de poca madurez. La empresa privada rusa es muy reciente, no tiene una cultura empresarial, no tiene mucho sentido de visión estratégica basada en los nuevos estándares de la economía mundial; se requiere tiempo y además como en todos los países se requiere apoyo del Estado. Desgraciadamente en la Federación Rusa el apoyo del Estado fue simbólico durante todos esos años, cuando comienza la Nueva Rusia después de la Unión Soviética, solamente durante el último año. Es muy reciente la decisión de poner muchos más recursos para diversificar la exportación, para apoyar la exportación no primaria, porque es mucho más fácil trabajar con los commodities, la exportación primaria, y cuando se habla del equipo serio, se requiere apoyo político y financiero.

Entonces, en Rusia comienza a formarse ese mecanismo de apoyo, pienso que gracias a eso en Latinoamérica, pero no solamente en Latinoamérica, sino en otros mercados va a crecer la presencia de industrias rusas.

4. ¿Cuáles son las perspectivas del Caribe en este proceso de integración, considerando otros países más allá de los tradicionales vínculos con Cuba?

La zona del Caribe es una zona muy específica en el contexto internacional. Hay una comunidad de países pequeños, micro estados digamos y la problemática de países pequeños difiere mucho de la problemática de países grandes, requieren otro tipo de actuaciones. Es un arte especial encontrar el esquema de desarrollo pero hay que tener en cuenta las posibilidades concretas de cada país, ¿qué recursos tiene?, ¿que posibilidades geoeconómicas tiene ese pais?

La zona del Caribe puede ser una zona transitoria ¿en que sentido? En el sentido de crear plataformas de bases, de economía europea con la economía latinoamericana por ejemplo. Algunos países pueden centrarse en la creación de plataformas de transporte aéreo, otros de transporte marítimo, la comunicación moderna. La verdad es muy concreta en cada país ¿Qué nicho puede escoger tal u otro país?

Lo que se refiere a la República Dominicana, ella tiene diversidad de factores, pienso que una de las cosas que no puede olvidar la República Dominicana es su poderío agrícola, pienso que el regreso al agro dominicano es productivo y es racional, pero hay que hacer un esfuerzo mucho mayor en la modernización de la producción agrícola dominicana. Pienso que teniendo en cuenta la biodiversidad, teniendo en cuenta las ventajas del clima dominicano, hay que trabajar con todo eso que Dios les regaló.

5. ¿Cómo ve Rusia la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)? ¿Tiene futuro este espacio de foro político?

La posición oficial rusa es muy positiva, muy a favor de CELAC. En Moscú piensan que eso va a fortalecer la posición solidaria latinoamericana, nosotros compartimos los principios en que se basa esa agrupación latinoamericana, pero sabemos que no es algo completamente nuevo, es una evolución del Grupo de Rio.

Pienso que CELAC puede ocupar un espacio importante, es un organismo multifuncional…todavía es temprano decir en qué tipo de organización internacional puede convertirse, tiene muy poco tiempo. Tambien depende, por supuesto, de la voluntad política de los gobiernos, de las administraciones de los países latinoamericanos pero seguro, eso va a fortalecer el poder negociador de los países latinoamericanos, que es el gran problema de los países pequeños cuando participan en las alianzas internacionales, eso les permite aumentar el poder de negociación individual, entonces, pienso que CELAC va aumentar el poder de negociación de Latinoamérica a nivel global

¿A pesar de que no incluya en sus decisiones a Estados Unidos y Canadá?

Posiblemente por eso

6. ¿Habrá un cambio de estrategia en las relaciones Rusia-América Latina como región integrada y fortalecida?

Sí, yo pienso que nosotros no podemos tener una estrategia para cada año pero la estrategia tiene que evolucionar, adecuarse a los cambios de este mundo. Yo pienso que la estrategia de los países latinoamericanos si cambia y eso se nota en los últimos estudios de la CEPAL; eso subraya que América Latina se transnacionaliza más, se adapta más a actuar en el mundo de los negocios, en el mundo diplomático a nivel global y nosotros tambien tenemos que sacar lecciones de la última crisis, por lo menos…nos atrae la experiencia chilena, la experiencia brasileña.

En ese sentido nosotros tenemos que fortalecer nuestro potencial de resistencia frente a la crisis internacional. Nosotros sufrimos bastante frente a esa crisis, pero yo pienso que tanto en Latinoamérica como en Rusia se entiende mejor que hay que actuar solidariamente en la búsqueda de nuevas soluciones. Nosotros tenemos cercanías, coincidencias en nuestros puntos de vistas en el área internacional; Latinoamérica tiene buena presencia en el Grupo de los 20, no solo contamos con México, Argentina, sino con Brasil, por supuesto…en ese foro internacional nosotros colaboramos con países latinoamericanos en diferentes organismos internacionales: en Naciones Unidas, en FAO, en la Organización Internacional del Trabajo y otros organismos bien conocidos; hay consultas con los representantes latinoamericanos de la Federación Rusa en diferentes foros y yo pienso que hay que fortalecer ese mecanismo de consultas y coordinación que existe entre la Federación Rusa y Latinoamérica.

7. Ante los efectos de la crisis económica y financiera en Europa y Estados Unidos ¿qué ha hecho Rusia para mitigar el impacto de la misma en su pais? ¿tiene algún plan para ayudar a los países de la región afectados por la crisis?

Yo no puedo decir que Rusia posee todos los secretos de cómo protegerse. Hay que tener en cuenta que hay una fuga de capitales en Rusia y pienso que nosotros tenemos que encontrar recetas para, por lo menos, minimizar la fuga de capitales y pienso que esto también es un problema para una serie de países latinoamericanos ¿Cómo parar eso vaivenes financieros de carácter parasitario? Hay que buscar la forma de eliminarlos...yo no soy gran especialista en la cuestión financiera, pero en nuestro Instituto de Academias y Ciencias hay gente que se especializa en esos problemas y nosotros hacemos análisis y las recomendaciones a nuestro gobierno en ese sentido.

8. La idea de América Latina como actor global activo en la escena mundial se plantea con insistencia. ¿Cuáles serian los elementos que permitirían a América Latina y el Caribe incidir globalmente, desde su perspectiva?

Primera condición: Ser mucho más activo en el ámbito internacional; Segundo: Tener alianzas institucionales y no institucionales a nivel regional; Tercero: Participar en Alianzas internacionales a nivel global, un ejemplo de eso es la participación de Brasil en el grupo BRICS, pero no se limita eso solamente a BRICS, aparecen nuevos agrupamientos intrarregionales.

Yo pienso que nosotros estamos en una época de transición, entonces la institucionalización internacional está en proceso de evolución. La última década nos muestra que crecen nuevos organismos internacionales y no puedo decir cuales tienen o van a tener mayor peso en el futuro orden internacional (yo no puedo decir eso…son pocos los que son capaces de hacer eso), pero Latinoamérica debe vincular sus estrategias con la búsqueda de nuevos nichos y nuevas alianzas estratégicas, a base de eso Latinoamérica si será capaz de presentar su posición a nivel global.

9. Rusia, forma parte de los BRIC, países emergentes, conjuntamente con Brasil, India y China, desde esta perspectiva ¿qué aporte significativo pueden dar los emergentes a América Latina y el Caribe?

Por la misma presencia, por la misma existencia hay un cambio en la correlación de fuerzas, entonces casi automáticamente se aumenta el margen de maniobra para los países latinoamericanos y para los países pequeños. Donde hay equilibrio, pues hay posibilidad de acordar, pero si no hay equilibrio llegamos solamente a una decisión de un lado, entonces, los pequeños y débiles sufren más, es la historia universal de la humanidad.

Por eso pienso que la búsqueda y formación de nuevos equilibrios está muy a favor de los países latinoamericanos, esa situación va a llevar a un mayor margen de maniobra y nosotros vemos que aparecen acuerdos y alianzas interregionales (si se puede decir eso en castellano), entre diferentes regiones, hay que abrir nuevos espacios, por ejemplo el dialogo del mundo latinoamericano con el mundo árabe, actualmente, es un aporte importante, abre nuevas perspectivas tanto para Latino américa, para estar presente; antes, la presencia latinoamericana en el mercado de los países árabes o en la política exterior era mínima, este es un espacio importante, se trata de mercados solventes entonces hay que ir allá, hay que vender productos latinoamericanos y diversificar de esa manera la industria local latinoamericana. Pienso que hay un mayor trabajo en África, que también es saludable, desde el punto de vista de estrategia a largo plazo. Los brasileños ya están presentes en África, se trata de los países luso parlantes especialmente, ahora viene la presencia de los países hispanoparlantes en varias partes de África y etc., etc., etc.

10. ¿Cómo ve el futuro de las relaciones entre República Dominicana y Rusia? ¿cuáles nuevas áreas se pueden desarrollar para fortalecer estos vínculos?.

Turismo es la columna vertebral de nuestras relaciones y lo va seguir siendo a mediano plazo. Hay campo de colaboración en el sector energético, hay campo de colaboración, todavía no explorado, en el transporte y se trata no solamente de transporte bilateral, sino organización de transporte internacional marítimo y de aviación. En el campo de medicina tenemos posibilidad de colaborar porque República Dominicana tiene un potencial recreativo enorme y ahora hemos hablado con el Embajador Jorge Luis Pérez Alvarado acerca de eso.

República Dominicana sí tiene que utilizar sus ventajas comparativas en ese sentido para ampliar el flujo de turismo médico, acompañar el turismo tradicional con servicios médicos, utilizar la biodiversidad que hay en el país, utilizando el potencial curativo del clima, del mar, etc. entonces podríamos decir “una modernización en el campo del turismo” porque se trata de servicios complejos, de servicios modernos, de servicios tecnificados. Podemos colaborar en esto porque tenemos tecnologías de medicina radiológica, avances serios en equipo médico basado en tecnología láser, tenemos muy buena técnica para hacer operaciones para diferentes enfermedades, entonces hay que buscar esas cualidades y trabajar en ese campo.

No sé en qué sentido la República Dominicana piensa en el desarrollo de la pesca, en lo que se refiere a la transición de la pesca artesanal a la pesca industrial, claro está que eso puede tener ciertas contradicciones con el mantenimiento del acervo ecológico del país, habría que hacerlo en la medida de lo posible.

Pero donde hay otros campos como ciencia y educación, yo creo que FUNGLODE es un organismo muy interesante, el proyecto mismo de la Fundación es muy interesante y nosotros estamos muy interesados, en nuestro Instituto de Academia y Ciencias, en establecer contactos con ese tipo de organismos. Hoy mismo firmaremos un acuerdo de colaboración y vamos a iniciar ese proyecto de cooperación científica entre Cooperación Rusa y República Dominicana.

11. ¿Está prevista la apertura de una embajada de Rusia en Santo Domingo, en reciprocidad a la nuestra en Moscú? ¿cómo podría esto facilitar los vínculos entre los dos países considerando la cantidad de turistas rusos que llegan anualmente al país?

Esa pregunta no es para mí, es para Lavrov, el embajador (Ministro de Asuntos Exteriores en Rusia). Yo mismo soy partidario de eso, pero pienso que no se trata solo de las Embajadas como tales, el Embajador Vladimir Zaemskiy en Caracas cumple funciones de Embajador concurrente aquí, pero hay diferentes organismos en Rusia como la Agencia Federal Rossotrudnichestvo (Agencia Federal para los Asuntos de Colaboración con la Comunidad de Estados Independientes, Compatriotas en el Extranjero y Cooperación Humanitaria Internacional) que trabaja en el campo de relaciones culturales y humanitarias; entonces este organismo podría estar interesado en tener una oficina aquí en la República Dominicana, un centro, una Casa de Cultura y Ciencia Rusa. Este es un organismo semejante al Instituto Cervantes en España pues tiene el mismo modelo, que el British Council, como Alliance Francaise, es un organismo que está destinado a diseminar la cultura rusa en el mundo exterior.

Podría ser que ese organismo que se llama Rossotrudnichestvo…. Pueda estar interesado. 

Biografía del Dr. Davydov

El Dr. Davydov es graduado de la Facultad de Economía de la Universidad Estatal de Moscú, donde obtuvo el grado de doctor en Economía en el año de 1973 y el doctorado titular de Economía en 1991.

En la actualidad se desempeña como Director del Instituto de Latinoamerica en la Academia de Ciencias en Rusia, además es catedrático de la Escuela Superior de Economía en Moscú y ha sido miembro del Consejo presidencial de la Federación Internacional de Estudios sobre América Latina y el Caribe (FIEALC) de la UNESCO.

Asimismo, ha sido miembro de la comisión directiva del Consejo Europeo de Investigaciones Sociales de América Latina, y presidente de la Asociación de Estudios sobre el Mundo Iberoamericano. Ha publicado más de 250 obras científicas y artículos relacionados con temas económicos, globalización, el nuevo orden mundial y la formación de un mundo multipolar, entre otros.

Por Sabrina Rivas

Miembro del CDRI.-
(Santo Domingo, Rep. Dom. 25-05-2012) 

Leonel Fernández: “Europa ha tomado un camino equivocado, priorizando el pago de la deuda y no el crecimiento económico”

Escribir un correo electrónico Imprimir PDF

alt

(Especial para Infolatam por Caridad Plaza).

Leonel Fernández Reyna, actual presidente de República Dominicana y miembro del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que fundara Juan Bosch, ha gobernado su país 12 años. El primer periodo, de 1996 a 2000, compitió contra el histórico Peña Gómez; el segundo, de 2004 2008, ganó en primera vuelta al hoy candidato del PRD, Hipólito Mejía, y, en 2008, volvió a ganar en primera vuelta.

Esta entrevista se realizó en la Fundación Funglode, creada por él y convertida hoy en un think tank de referencia en la región. Al lado de la Biblioteca Juan Bosch, perteneciente a dicha Fundacion, el presidente Leonel Fernández contestó a la preguntas de Infolatam.

Infolatam.- El próximo 20 de mayo se celebran elecciones presidenciales en República Dominicana. Acaba un periodo de ocho años, en el que ha estado usted al frente del país, ¿me podría hacer un balance?

Leonel Fernández.- El balance es bueno. La economía dominicana ha crecido un 7,2 por ciento, una de las tasas más altas, no sólo de América Latina. La inversión extranjera directa ha sido de 12,500 millones, en 7 años, y el año pasado, llegó a más de 2.000 millones de dólares. Hemos tenidos también los más altos niveles de reservas internacionales en moneda dura. Encontramos un déficit de menos 22 millones de dólares, y hoy estamos rondando los 4.000 millones. A pesar de las inmensas dificultades internas heredadas y las de carácter global, la República Dominicana, como dijo recientemente la revista The Economist, es un caso de éxito, en estos ocho años de gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

I.-¿Y desde el punto de vista social?

L. Fernández.- El número de pobres, que aumentó en un millón con el Partido de la Revolución Dominicana (PRD) se ha revertido y la tasa de desempleo ha pasado del 19 al 13,7, por ciento. Pero, además ha habido una importante reforma institucional. Se ha aprobado por consenso una nueva Constitución y una seria de Leyes nuevas: de Presupuestos, de Tesorería, de Contabilidad Pública o de Contrataciones de Obras y Servicios del Estado. En fin, toda una reforma administrativo-financiera, constitucional y judicial.

L.- Pero algo habrá quedado en el tintero…

L. Fernández.- Siempre se puede hacer más porque el progreso no tiene límites y la democracia es un proyecto inconcluso. Querría haber hecho el tren de Haina a Santiago, que habría complementado las dos líneas del metro de Santo Domingo, pero no encontramos crédito internacional. Habíamos pensado en hacer una isla artificial en la capital y tampoco se pudo. Habría deseado resolver, de una vez por todas, el Sistema Eléctrico Nacional y no está resuelto. Hubiera querido ser más eficaz en el tema de la seguridad ciudadana, se ha avanzado mucho, pero todavía es un tema pendiente. No dejamos un mundo idílico ni paradisiaco pero, insisto, el balance entre lo heredado y lo que quejamos como legado es muy positivo.

L. Fernández.- Hoy las encuestas indican que ganará el PLD en primera vuelta. Pero, aunque fuese en segunda, está mejor posicionado nuestro candidato, Danilo Medina, y nuestra candidata a la vicepresidencia Margarita Cedeño de Fernández. Y la razón es que Hipólito Mejía, el candidato del PRD, fue el presidente que condujo al país a la ruina, durante el periodo 2000-2004. Por eso nuestra campaña incide en “la memoria contra el olvido” y estamos convencidos de que, cuando la ciudadanía reflexione sobre lo que más conviene al país, votará por el Partido de la Liberación Dominicana. No hay comparación entre nuestros muchos logros y los pocos, prácticamente ninguno, del PRD. Los historiadores llaman al periodo de Hipólito Mejía la oportunidad perdida y quien pierde su oportunidad no merece una segunda.

I.- ¿Cree que la sociedad dominicana está partida en dos?

L. Fernández.- Hay una tradición de polarización partidista. Es un fenómeno histórico, desde la fundación de la República y el único partido que logró romper ese bipartidismo fue el nuestro. Pero hoy en día sigue la bipolarización, esta vez entre el PRD y el PLD, aunque, desde el año 2004, el PLD es la fuerza política dominante y, sin incurrir en un acto de arrogancia, es el partido más exitoso que ha habido en el país. Es el único que ha logrado obtener por encima del 50 por ciento de los votos, en 4 elecciones consecutivas, y, en las últimas elecciones, ganamos en 3 de las 32 provincias. La victoria fue aplastante. De manera que podríamos decir que la vida política dominicana está instalada en un sistema bipartidista, pero con un PRD, que fue un partido dominante durante las décadas de los 70 y 80, mucho menos fuerte. El techo del PRD está hoy en el 45 por ciento y el PLD tiene una proyección del 53 por ciento.

I.- ¿Es cierto que en República Dominicana es difícil vivir al margen de los partidos y que continua siendo un país con resquicios clientelares?

L. Fernández.- Es verdad que hay partitocracia. Es más achacable a la partitocracia que al sistema clientelar. Si usted es médico y aspira a ser presidente de la Asociación Médica, no basta con sus méritos, tiene que tener el respaldo de un partido. Y lo mismo para ser rector de la Universidad, para ser presidente del Colegio de Arquitectos, o de Ingenieros o de Abogados. Incluso para ser presidente de la Federación de Estudiantes. La única excepción es el Consejo de la Empresa Privada. Y sé que está mal que en la República Dominicana todavía los partidos tengan tanta incidencia en la vida gremial o en los sindicatos, pero… la gente lo sabe y, para poder ascender o mantenerse en el escenario de la vida pública nacional, busca el apoyo de una organización política.

I.- Usted ha hablado mucho de la crisis y fue uno de los primeros presidentes en detectarla, ¿qué cree que está pasando en Europa?

L. Fernández.- Creo que en Europa se ha tomado un camino equivocado, se ha priorizado el pago de la deuda y no el crecimiento económico, sin tener en cuenta que, por el sólo hecho de crecer, la deuda bajaría de manera automática. Pero parece que, a pesar del alto costo social y político, se ha decidido aplicar políticas severas de austeridad y que sea la población la que lo pague. Eso está creando en Europa un estado de ingobernabilidad democrática. Hay protestas, ha surgido el movimiento de los indignados y se ha perdido la confianza en el sistema político. En España, por ejemplo, hace tres meses se votó al PP y, después, en Andalucía, se ha vuelto a votar al PSOE. En cuestión de meses, por la confusión política, la incertidumbre y el miedo, se queman los gobiernos. Y todo esto ocurre por la hegemonía del sector financiero internacional y porque su poder doblega a los gobiernos, que tienen que priorizar el pago a los bancos en lugar de atender a las necesidades de los ciudadanos. ¡Es terrible!

L. Fernández.- Se va a peor porque se ha elegido la receta equivocada. Recientemente, la directora del Fondo Monetario Internacional, en su viaje a Alemania, se entrevistó con Angela Merkel y, según el New York Times, lo que le dijo es que Europa tiene que promover una política de crecimiento económica. Y eso lo dice el Fondo Monetario, eso y que hay que facilitar la creación de un fondo de estabilización. Pero la oportunidad se perdió en el G 20, por la disparidad de criterios en el liderazgo mundial sobre si es mejor austeridad o crecimiento. Obama lo ha tenido claro y Estados Unidos está empezando a salir.

Claro que hay debate en el Congreso Americano sobre la deuda, que alcanza los 14 trillones de dólares, pero yo creo que la solución que está adoptando Estados Unidos es la más acertada, porque permite volver al crecimiento, generar empleo y crear cierta estabilidad. No es que se olviden de la deuda, pero lo resolverán con una política fiscal responsable, a medio y largo plazo. Hay que establecer prioridades y es mejor que la gente viva a que cobren los bancos, porque éstos pueden esperar y la gente no. Y luego están las agencias calificadoras de riesgo, que deciden que hay que degradar los bonos españoles y la tasa de interés se dispara. Es como una emboscada internacional.

I.- ¿Cómo está afectando la crisis a América Latina?

L. Fernández.- Diferente, sobre todo en el Cono sur, que ha fortalecido los vínculos comerciales con China, demandadora de materias primas, de muchos commodities, y ha visto aumentar considerablemente sus exportaciones. Eso le ha generado recursos suficientes como para anclarse en medio de la tormenta financiera global. Ahora bien, mirando hacia el futuro, hay algunos desafíos: la economía china empieza a desacelerarse, por la disminución de sus exportaciones a Europa y a Estados Unidos, y eso disminuirá las exportaciones latinoamericanas y puede desacelerarse también el crecimiento económico. El problema es que estamos reproduciendo el mismo modelo de exportación de materias primas e importación de productos manufacturados. Y América Latina tiene que aprender la lección de la historia, y lograr transformar las materias primas en productos elaborados, con mayor valor agregado. Tiene que repensar su competitividad, con miras al futuro.

I- ¿Y los otros países de América Latina?

L. Fernández.- México fue muy afectado por la crisis y empieza a repuntar, al igual que República Dominicana. Porque el mercado de México, Centroamérica y el Caribe es Estados Unidos y debe seguir, pero diversificando sus exportaciones. Con un 80 por ciento dependiendo del mercado norteamericano, como le sucede a México, se es demasiado dependiente. Hay que ajustar el modelo económico y ver cómo incrementamos la capacidad de generación de riqueza, la productividad y la competitividad. Ese es el reto de América Latina desde el punto de vista económico.

I.- Algunos países de América Latina tiene graves problemas con el narcotráfico, hasta el punto de que algunos presidentes, como el de Guatemala, aboga por la legalización de la droga.

L. Fernández.- Yo considero un error la legalización. Sé que uno de los argumentos es que se ha perdido la guerra contra la droga y otro que lo mismo ocurrió con la Ley Sec, en Estados Unidos, y cuando se legalizó el alcohol desapareció el problema. Pero, ¡cuidado con este razonamiento! La guerra contra las drogas no ha sido eficaz porque no ha sido verdadera. Se ha puesto énfasis en el lado de la oferta y en la política de eliminación de cultivos, sin pensar en su sustitución. Y del lado de la demanda, no se han adoptado políticas a favor de la reducción y eventual desaparición del consumo. En todos los centros de Estados Unidos se consume droga libremente, en las discotecas, en las propias universidades…

I.- Y tampoco se ha prohibido la venta de armas a los narcotraficantes…

L. Fernández.- Tome el caso de México, donde hay un problema gravísimo con los carteles, que operan como grupos paramilitares, con capacidad para enfrentarse a un ejército regular. Y las armas las compran en Estados Unidos, donde es anticonstitucional prohibirlas. No ha habido una lucha sincera contra la droga. Y yo creo que, en vez de legalizarla, lo que se debería hacer es reforzar la lucha.

I.- Pero tienen que ser medidas globales porque existe el riesgo el que el narcotráfico se empodere del Estado, como ya pasa en algunos países.

L. Fernández.- En Colombia los cárteles mataron a todos los jueces de la Suprema Corte de Justicia y se compran a jueces y policías. Porque el poder del narcotráfico es dinero y coerción. Yo trataría el caso del narcotráfico con una jurisdicción especial, que permita dar a los jueces un tratamiento especial para que sea jueces probos. Si la tesitura es “o plomo o plata”, vamos a darles plata en incentivos a los que luchan contra la droga y vamos a resolver el tema del plomo con la prohibición de la venta de armas.

I.- Pero por eso tienen que ser medidas internacionales.

L. Fernández.- Hay que llegar a un acuerdo internacional, claro, porque Estados Unidos no puede seguir vendiendo armas sofisticadísimas a cualquiera, sin que ni siquiera se registre. En Nuevo México se pueden comprar ametralladores y el FBI ni interviene. Hay que poner un freno al tráfico de armas lícito, unas armas que son de guerra, para luchar contra los Estados. Y mejorar los servicios de inteligencia, que no son lo bastante sofisticados. Y aumentar la cooperación internacional, el dominio marítimo en el mar Caribe y en el Pacífico. Y hay que tener radares para detectar los vuelos irregulares y tumbarlos, si no hay respuesta. Lo que pasa es que, cuando uno se embarca en la lucha y mueren dos o tres narcos, se alega violación de los Derechos Humanos. Se les protege, a sabiedas de que estos tipos no protegen a nadie.

I.- Felipe González decía que los ex presidentes son como los jarrones chinos, muy valiosos, pero nadie sabe dónde ponerlos…

L. Fernández.- Es verdad, hay un cierto aprecio por los ex presidentes pero nadie sabe qué hacer con ellos. Lo mejor es buscar un lugar donde trabajar y producir sin intervenir mucho en el debate político. Sólo hay un presidente en cada país y hay que ceder el turno al nuevo y que sea él el que gobierne, de acuerdo con sus criterios y sus convicciones. Pero tiene sus ventajas ser ex, porque puedes dedicar a lo que te gusta. Un nieto de Jimmy Carter le dijo una vez a su abuelo: “Yo quiero ser como tú, quiero ser ex presidente”. Y el abuelo le contestó: “eso está muy bien, pero hay un problema y es que para ser ex presidente primero tienes que ser presidente”.

I.- ¿Va a dedicar su tiempo a la Fundación Global, esa institución educativa y de reflexión, que usted ha creado?

L. Fernandez.- Sí, y tenemos varios proyectos, que pasan por el fortalecimiento del Instituto Global de Altos Estudios en Ciencia Sociales. Hemos formado grupos de jóvenes investigadores, en Funglode y en el IGlobal y creado el Observatorio Político Dominicano. Estamos formando a jóvenes, analistas e investigadores, en temas políticos. Tenemos el Centro de Investigación de la Comunicación, donde también estamos haciendo estudios y formando a una nueva generación. Y acabamos de ser escogidos socios estratégicos de la Fundación Europa América Latina y el Caribe juntamente con la CEPAL y ese es un trabajo enorme. Así que hay una perspectiva de trabajo que va a ser muy intensa para Funglode.

 

La publicación de Infolatam puede consultarse en:

http://www.infolatam.com/2012/04/23/leonel-fernandez-europa-ha-tomado-un-camino-equivocado-priorizando-el-pago-de-la-deuda-y-no-el-crecimiento-economico/

Entrevista al Embajador Miguel Antonio Rodríguez Cabrer

Escribir un correo electrónico Imprimir PDF

altEmbajador Miguel Antonio Rodríguez Cabrer
Director de la Escuela de Relaciones Internacionales
Universidad del Caribe (UNICARIBE)
Katherine Acosta y Triana Aybar. CDRI/FUNGLODE.

¿Cuál es el escenario internacional en que se insertarán los profesionales en las relaciones internacionales que egresan de UNICARIBE?

Es importante saber que para ingresar a la carrera diplomática y consular, es necesario cumplir con ciertos requisitos, establecidos por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Dominicana. En este sentido, es bueno destacar que nuestra Escuela de Relaciones Internacionales, sostiene un acuerdo de cooperación mutua con la Cancillería, que les permite a nuestros futuros profesionales llevar a cabo pasantías en sus instalaciones; requisito necesario para optar por el título de la carrera, a través de la realización de un trabajo de investigación o monografía.

Nuestros egresados pueden laborar en diferentes instituciones, principalmente en organismos internacionales, acorde con su perfil académico, en temáticas sociales y económicas. Los profesionales egresados de nuestra Escuela también pueden desempeñar funciones laborales en compañías transnacionales, embajadas extranjeras residentes en nuestro país e instituciones bancarias que cuentan con departamentos internacionales, ya que ofrecemos asignaturas sobre políticas monetarias y fiscal, como también de economía. Es importante destacar estas áreas de trabajos, puesto que las personas tienden a pensar que el profesional en relaciones internacionales sólo tiene cabida laboral en el ejercicio de la carrera diplomática. 

Si Usted tuviera que seleccionar algunas asignaturas del pensum de la carrera ¿cuáles Usted considera que es esencial para todo profesional de las relaciones internacionales?

El derecho internacional público, derecho diplomático y el derecho consular, este último para el conocimiento de las normas consulares y saber cómo proteger a nuestros ciudadanos; son las tres asignaturas esenciales para la debida formación académica de todo futuro profesional de las relaciones internacionales.

¿Existe una metodología especial a la hora de impartir docencia en relaciones internacionales?

Cada asignatura tiene un programa de clase establecido, el cual se conjuga con su guía de estudio; esta ayuda a fortalecer la docencia de los profesores, los estudiantes puedan comprender de manera más acabada lo impartido en las distintas asignaturas.

Nuestros docentes están altamente calificados y comprometidos con la excelencia académica, poseen postgrados en sus diferentes niveles, principalmente en las áreas de relaciones internacionales, negocio internacional y comercio internacional, conforme a lo establecido por el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (MESCyT),

Como la carrera tiene 12 años en funcionamiento, ¿en cuáles áreas e instituciones se insertan sus egresados? 

De acuerdo a los datos levantados recientemente por la Dirección de investigación de UNICARIBE, se refleja que un porcentaje significativo de los egresados de la Escuela de Relaciones Internacionales, se encuentra colocado en empresas e instituciones, desempeñando posiciones acorde a su formación en esta área.

¿Por qué usted considera importante que las universidades en el país incorporen la carrera de relaciones internacionales? 

Principalmente, por que las relaciones internacionales es la ventana al exterior de tu país llevada a cabo a través de la política exterior, la cual es el reflejo de la política nacional. Las relaciones internacionales no es sólo la diplomacia. 

¿En cuáles actividades incursionan sus estudiantes de manera extracurricular?

Nuestros estudiantes, constantemente, nos representan en eventos internacionales. En su mayoría son encuentros de debates y discusiones sobre las temáticas globales, crisis y conflictos internacionales. Aunque en nuestro pensum nosotros contamos con una asignatura que pone en práctica el aprendizaje teórico de los estudiantes, la cual se denomina “práctica y redacción diplomática”, donde los profesores crean un escenario estimulando el análisis y la aplicación de las normas, para que los estudiantes conozcan los mecanismos de solución de conflictos. En los eventos y congresos internacionales que participan nuestros estudiantes, en su mayoría obtienen reconocimientos por su alto desempeño. 

¿Cuántos estudiantes cursan la carrera?

En la actualidad, contamos con unos 413 estudiantes, a nivel de licenciatura. 

¿Cuáles son los retos que tienen los profesionales de las relaciones internacionales al insertarse en el mercado de trabajo?

De acuerdo a mi experiencia por más de 40 años de servicios diplomáticos, el profesional de esta área tendrá que enfrentar muchos retos por lo que deberá mantenerse actualizado de la realidad mundial, ante un mundo globalizado y cambiante.

Así mismo es importante que el Ministerio de Relaciones Exteriores les dé oportunidad a estos profesionales de desarrollarse y aportar sus conocimientos a ese Ministerio, para que de esta manera sea fortalecido.

Por otro lado existe la necesidad de contar con más profesionales de carrera en el ejercicio diplomático, por lo menos en un cuarenta o sesenta por ciento (40% o 60%).

La República Dominicana también debe tener como prioridad, a la par de las relaciones con sus países vecinos, su relación con Haití. Principalmente, en la regulación del sistema migratorio, a través de la firma de un acuerdo migratorio con el Estado Haitiano, que sea avalado por la ratificación de ambos países, ya que en ausencia de un canje éste seguirá teniendo los resultados fallidos como los anteriores. El primer paso sería una política migratoria.

 

 

Perfil

Miguel

Antonio Rodríguez Cabrer
Director de la Escuela de Relaciones Internacionales de UNICARIBE.

Es Licenciado en Servicios Internacionales y graduado de la Academia Diplomática Andrés Bello del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile; y ha ejercido sus funciones como Diplomático de Carrera. Ingresó en 1966 a la Secretaría de Estado de Relaciones Exteriores. Durante el período 2000-2004 ocupó la Dirección de la Escuela Diplomática y Consular. A sus 25 años de servicio diplomático fue condecorado por el gobierno dominicano con la Orden de Duarte, Sánchez y Mella, Gran Cruz Placa de Plata. En el Servicio Exterior Dominicano ha sido acreditado como Consejero y Cónsul General en los Estados Unidos de América, y en el año de 1996 fue designado como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario ante el gobierno del Ecuador. Ha conjugado la carrera diplomática con la docente, enseñando Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas en diferentes universidades del país.  

Entrevista al Dr. Marco Farani, Director de la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC)

Escribir un correo electrónico Imprimir PDF

altEntrevista realizada por: Stephanie Rodríguez el 12/02/2012 para el CDRI.

El Consejo Dominicano de Relaciones Exteriores (CDRI) tuvo la oportunidad de entrevistar al Dr. Marco Farani quien es el Director de la Agencia de Cooperación de Brasil (ABC). El Dr. Farani quien estuvo de visita en el país para darle seguimiento a los proyectos acordados entre Brasil y la República Dominicana, aprovechó su visita para ofrecer una conferencia en FUNGLODE sobre ‘La cooperación de Brasil, oportunidades y desafíos’.

¿Mediante cuáles criterios o lineamientos Brasil desarrolla su política de cooperación?

La política de cooperación de Brasil es una política que nace sobretodo de la demanda de otros países. Nosotros no ofrecemos cooperación, no hacemos un trabajo de convencimiento a otros países, nace de la demanda que ellos hacen directamente al gobierno brasileño vía las redes diplomáticas brasileñas, embajadas, consulados, etc. De igual modo, a través de las embajadas extranjeras en Brasil que procuran ayuda de los ministerios técnicos y que a veces quieren conocer mejor las políticas públicas brasileñas o implementar políticas semejantes en sus países, o porque quieren tener acceso a tecnología brasileña. Nace también muchas veces de visitas presidenciales. El Presidente Lula cuando viajaba siempre hacia ofrecimientos de servicios de cooperación. Entonces la política de cooperación de Brasil es básicamente reactiva y responde a estas demandas.

¿En qué sentido difiere este modelo de cooperación de la tradicional cooperación Norte-Sur?

La política de cooperación Sur-Sur la cual esta siendo practicada por Brasil difiere en el sentido de que no es una política financiera. Brasil lo que ofrece es tecnología, conocimiento, políticas publicas, etc. Entonces hacemos esto a través del sector público brasileño. Son técnicos del gobierno brasileño que viajan, son funcionarios de instituciones brasileñas que trabajan por la elaboración o por la implementación de ciertas políticas que coordina la agencia brasileña de cooperación y viajan a otros países para elaborar proyectos de cooperación. Siempre en conjunto con la situación local, de acuerdo con el interés local, y siempre siguiendo los intereses locales. Son básicamente proyectos de transferencia de enseñanza. Esta es la diferencia.

Nosotros trabajamos con el sector público también, hacemos cooperación de gobierno a gobierno. No contratamos consultorías ni ONGs para ejecutar cooperación. No hacemos de la cooperación un negocio, ni interno por medio de lobbists, ni externo por medio de contratación de consultorías. Entonces es un programa hecho con espíritu público. Tenemos alrededor de 70 instituciones del gobierno brasileño que trabajan en conjunto para la implementación de proyectos de diferentes áreas, agricultura, salud, energía, educación
La cooperación brasileña es un instrumento de la política exterior de Brasil.

En este sentido ¿podría considerarse este instrumento como una estrategia para consolidar su rol como actor global?

Yo no diría que es un instrumento de política externa, yo diría que es más bien parte de política externa. La diferencia es que yo no veo la cooperación nuestra como instrumentalizada por lo político para abrir puertas, hacer cosas complementarias o que sirvan el interés político. Me refiero a que es parte porque en el trabajo de cooperación la audiencia es bastante independiente en la formulación de los proyectos, la definición de los países donde trabajar o no, y hacemos esto en coordinación con la política externa brasileña, mas no como instrumento de la política. Y es así porque la acción de cooperación fortalece mucho la política externa brasileña, fortalece Brasil como un país importante, un país que cada vez asume mas responsabilidades, etc. Entonces en ese sentido la cooperación es importante porque consolida políticas, ameniza problemas, crea buena voluntad, construye prestigio para Brasil y por tanto le da poder a Brasil.

Desde el 2006 la República Dominicana ha mantenido un acuerdo de cooperación técnica con Brasil y se han creado varios proyectos ¿Cuáles son estos proyectos y en que área se enfocan?

Nosotros enviamos una misión acá con varios técnicos brasileños, pero como el acuerdo estaba en el congreso tardo un poco hasta la aprobación del mismo. Incluso recuerdo que el acuerdo fue aprobado cuando nuestro nuevo embajador estaba llegando acá, entonces como había ya un avance del embajador anterior, ya teníamos demandas de cooperación que no habíamos podido responder porque no teníamos un acuerdo básico. Ya cuando el acuerdo fue aprobado preparamos una gran división para que trabajara acá en un programa de cooperación con alrededor de 15 proyectos. Desde ese entonces hemos estado trabajando en esos proyectos y como están en fase adelantada y casi terminados la mayoría de ellos, estamos desde noviembre pasado discutiendo sobre nuevos programas para yo venir y firmar nuevos proyectos. También estamos discutiendo sobre nuevos acuerdos de cooperación en el área de educación, investigación económica, áreas mas estratégicas. Esto ha sido mucho trabajo del embajador electo a Brasilia quien identifico las áreas que podrían ser de interés para su gobierno y que nos facilito el apoyo para incorporar nuestro trabajo y nuevos proyectos y así responder a las demandas de la Republica Dominicana. Para esto estamos aquí en esta ocasión, para consolidar un nuevo programa con mas de 22 proyectos de cooperación que van ayudar. Yo creo que la cooperación no es algo que se establece en un solo modelo de cooperación, creo que hay muchas áreas en que trabajar, mucho que hacer, experiencias por compartir, entonces se crea un vinculo entre nuestros países, un vinculo institucional. Este vinculo es muy importante porque ayuda a formular políticas publicas comunes en la misma región, muchas son políticas que son pro nacionales. En un mundo cada vez mas globalizado, los problemas son cada vez mas de todos y una vez se inicia ese vinculo, lo mejor que podemos hacer es mantenerlo porque esto no solo aproxima las instituciones, garantiza políticas comunes de la región, mas también abre oportunidades de negocios para el sector privado, establece un mejor dialogo entre los países y sobretodo crea un ambiente de amistad, de integración política porque cuando uno hace un programa de cooperación no necesariamente adquiere una dimensión política.

En el futuro, ¿Cuáles otras áreas cree usted que la República Dominicana podría beneficiarse de la cooperación solidaria que mantiene con Brasil?

La cooperación básicamente es técnica y se basa en la transferencia de conocimientos, de políticas publicas, de tecnología. No se trata de construir en el país instituciones, se trata de enseñar a como construir las instituciones y luego toca al gobierno local hacerlo, se trata de enseñar a los enseñantes locales a diseminar el conocimiento. En ese espíritu, hay muchas áreas donde podemos trabajar. La diferencia de Brasil para la Republica Dominicana es que Brasil tiene una economía mucho mayor que la Republica Dominicana. El PIB Brasileño es de 2.2 trillones de dólares, es hoy en día la sexta economía del mundo.

La economía, claro, ha creado un mejor sector privado, permite la construcción que normalmente ayuda a crecer, y el estado acompañado de este crecimiento debe organizarse e institucionalizarse. Entonces Brasil tiene hoy en día instituciones cada vez mas fuertes, y políticas cada vez mas adaptadas a la realidad de un país en crecimiento, de un país grande. Sin embargo, a pesar de la diferencia del tamaño de las economías, tenemos cosas comunes y es que ambos somos países en desarrollo. Brasil, así como la Republica Dominicana es un país en desarrollo que tiene áreas de pobreza, de presión económica y sociales bastantes grandes. Entonces Brasil tiene políticas publicas para enfrentar estos problemas, los mismos problemas que ustedes tienen, que todos los países en vías de desarrollo tienen, y tenemos un estado grande que puede formular políticas cada vez mas complejas e innovadoras. Una diferencia de Brasil para un país desarrollado es que ellos no tienen estos problemas, ellos no tienen los mismos problemas que nosotros tenemos, sus políticas son otras políticas, ellos tienen que enfrentar otros problemas.

Haití es uno de los países que recibe el mayor volumen de recursos de la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC) ¿Qué tipo de cooperación se realiza en Haití? ¿En cuáles áreas y cuál ha sido la inversión?

Es muy difícil trabajar en Haití. Nosotros elaboramos un programa grande de cooperación que estaba comenzando a ser implementado cuando ocurrió el terremoto del 2010. Después del terremoto hacemos zoom-out, porque tuvimos que hacer una interrupción porque el equipo no podía continuar por el terremoto, y los ministerios fueron literalmente destruidos. Hubo un colapso del estado Haitiano. Entonces elaboramos un programa que fuera mas apropiado para la nueva situación de Haití. Se crearon nuevos proyectos de cooperación, pero se desato la epidemia del cólera y muchos soldados brasileños no querían viajar para Haití, tenían miedo. Entonces tuvimos que suspender el nuevo programa en aquel momento. Paso la epidemia del cólera e inicio el proceso electoral, con campañas y violencia en las calles, tuvimos incluso que remover los soldados brasileños de la MINUSTAH porque la violencia estaba muy elevada, y tuvimos que parar una vez mas el programa. Llegaron las elecciones, y el candidato demoro casi un año para montar el gobierno. No fue hasta octubre del año pasado que se eligieron los ministros. Cuando los ministros empezaron a trabajar se iniciaron los proyectos nuevamente, y yo estoy yendo de acá para Haití para visitar los ministerios e iniciar los nuevos trabajos.


En fin, elaboramos un programa con muchos proyectos en salud, agricultura, policía, combate de la violencia contra la mujer, combate contra el trabajo infantil, entre otros. Varios proyectos fueron elaborado con un total de casi 20 millones de dólares.


Aparte de eso Brasil tiene 2,300 soldados en Haití, y fue el segundo país en contribuir para la reconstrucción del país. Brasil deposito 55 millones de dólares en el banco mundial.

Recientemente la Presidenta Dilma Rousseff realizó su primera visita oficial a Haití ¿Qué significado tiene esta visita de la Presidenta en términos de continuidad de dichos proyectos y ayuda hacia Haití?

Yo creo que ha sido para establecer el contacto con el nuevo Presidente, manifestar la solidaridad Brasileña, la disposición de Brasil de continuar ayudando. Básicamente creo que la presidenta fue por solo un día y tuvo contacto con el Presidente, con los ministros de Haití, visito la MINUSTAH y luego se marcho.

Al margen de la cooperación con África y América Latina ¿Con cuáles otras regiones o países Brasil mantiene relaciones de cooperación? ¿Y cuál región ha sido la más beneficiada de esta cooperación?

Tenemos cada vez mas demanda de países asiáticos: Sri Lanka, Myanmar, países del Pacifico. Tenemos cada vez mas demanda de países de esta región. Entonces estamos también iniciando proyectos allá. Pero las prioridades sin dudas son América Latina y África. Son dos continentes muy importantes para Brasil, y África es uno de los continentes con los cuales se tiene mas cooperación de nosotros. Ya tenemos cooperación con muchos países africanos y casi con todos los países de América Latina, excepto Chile, pero iré a Chile ahora el próximo mes ya con vista de discutir un programa de cooperación.

Tenemos acuerdos de cooperación con todos los países de América del Sur, casi todos de América Central, con el Caribe algunos proyectos y con México también. Yo creo que esto es muy importante para seguir renovando, implementando, estimulando para que nuestras instituciones puedan estar plenamente en contacto, conocer una a la otra cada vez mejor, porque las políticas son cada vez mas regionales en muchas áreas. También creo que es el trabajo que va en la dirección de la integración de la región, de la integración política y una integración que abra el espacio para la económica, el comercio, etc.

Considerando el alto crecimiento que ha tenido la economía brasileña y su rol preponderante en América Latina ¿vislumbra Brasil sobrepasar a los donantes tradicionales de la región como es el caso de la Unión Europea?

No. La Unión Europea es un gran donante. La cooperación brasileña todavía es muy pequeña en comparación con otros países de la Unión Europea como Alemania, Reino Unido, España, Suiza, Países Escandinavos, etc. Brasil esta muy distante de sobrepasar estos números.

Yo creo que lo que hacemos no diría que es mas importante, pero es muy importante porque nuestra cooperación es sur-sur, y precisamente porque es sur-sur es cooperación entre nuestros países a partir de una visión del mundo común, a partir de problemas comunes, entonces creo que es algo muy estratégico como nación y la importancia de Brasil en la cooperación es el hecho de que muchos de los países donantes quieren trabajar en conjunto con Brasil. Entonces recibimos propuestas de cooperación triangular frecuentemente. Alemania, Japón, Países Escandinavos, Croacia, Dinamarca, Noruega, Reino Unido quieren cada vez mas trabajar con Brasil, es decir, trabajar en el desarrollo de la cooperación sur-sur porque ellos entienden que esta cooperación tiene futuro, tiene penetración institucional, que tiene la posibilidad de cambiar las cosas a medio plazo, y que es un proyecto que no es una cosa de corto plazo, sino que es un proyecto que tiene que continuar por muchos años. Un proyecto que tiene que ir construyendo, abriendo diálogos, fortaleciendo los vínculos, fortaleciendo la asociación, entonces hay un interés de otros países de trabajar en la región.

Ante el nuevo contexto económico y dada la recesión actual en que se encuentra la economía mundial, ¿Cómo ve Brasil el futuro de la cooperación Sur-Sur? ¿Se teme de un recorte de gastos destinados a la cooperación dentro del gobierno?

No creo. Hubo un cambio de gobierno en Brasil, el presidente Lula salió del poder después de 8 años, entonces Brasil tenia una visión de política mucho mas madura, mucho mas trabajada, mas experiencia de como actuar internacionalmente. Pero la Presidenta Dilma Rousseff esta desarrollando una visión. De nuestra parte la cooperación continua, y la tendencia es crecer, crecer cada vez mas porque hay mucha expectativa con nosotros y porque sabemos que la cooperación es una parte importante de nuestra política exterior. 

Página 1 de 2