funglode
Estas en: Home

OBSERVATORIO DE CRISIS INTERNACIONALES

Crisis en Egipto: de la primavera al invierno árabe

Escribir un correo electrónico Imprimir PDF

altLa caída del régimen de Hosni Mubarak en Febrero pasado, significo un triunfo para el pueblo egipcio, que exigía el final de un periodo de represión, desapariciones, asesinatos y una distribución inequitativa de las riquezas.

Con ello se esperaba el ansiado inicio de una nueva página en la historia del país africano.

Se estableció una Junta Militar provisional, dirigida por Mohamed Hussein Tantawi, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Egipto. Esa Junta especial tiene como principales propósitos mantener la estabilidad nacional hasta tanto se celebren las elecciones legislativas, que han sido pautadas para el 28 de Noviembre y se redacte una nueva constitución nacional.

No obstante, los hechos demuestran una realidad que se dirige hacia otra dirección. La Junta Militar ha expresado su intención de contar con un veto especial contra el contenido del futuro texto constitucional, lo que garantizaría la inmunidad de sus intereses y una amplia flexibilidad de acción.

También se une el hecho de que varios integrantes de los partidos políticos que desean participar en los futuros comicios fueron parte del gabinete de gobierno de Mubarak.

Ante semejantes intenciones, los actores sociales se han revelado. Hablamos de los partidos políticos, organizaciones de la sociedad civil, el sector privado y sobretodo en la base popular; aquella que generó la caída del ex presidente Mubarak.

El epicentro de la revolución vuelve hacer la emblemática Plaza Tahrir, ubicada en el corazón mismo de El Cairo, capital de Egipto.

Allí, cientos de manifestantes vuelven a instalar tiendas de campaña y desde tempranas horas del día realizan todo tipo de acciones de proclama contra el gobierno transitorio.

Pero en esta ocasión hay un importante elemento distintivo. Se enfrentan a un gobierno transitorio de corte militar, que no escatima el uso de la fuerza para reprimir e intentar disuadir a los cientos de miles de manifestantes.

Desde el inicio de las manifestaciones el pasado viernes, se suman más de 30 muertes y cerca de 2,000 heridos, en lo que muchos califican como un atroz baño de sangre.

Se presume que detrás de los actos en Plaza Tahrir se encuentra como motor ideológico el grupo conocido como “Los Hermanos Musulmanes”. Se trata de una antigua cofradía egipcia de tipo sociopolítico, que promueve la instauración de un gobierno musulmán estricto que se rija por la Sharia o ley islámica, y que consiga su independencia de la influencia de los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.).

Los Hermanos Musulmanes tienen el apoyo de más de 1 millón de simpatizantes y han sido el principal grupo de la oposición. Además, cuentan con un considerable poder político y social.

Si bien la agrupación podría estar sumada a las luchas populares, no puede asignársele la autoría o canalización de las mismas. En todo caso, debe vérseles como un número mas que se une a los cientos de miles de manifestantes, que en conjunto, conforman el firme motor que marcha en la búsqueda de esbozar su propio futuro.

Por el momento, la actitud de los principales actores internacionales sobre la crisis egipcia es vaga e indiferente. Muy lamentablemente, todo indica que estos tienen mayor interés en la situación que se desarrolla en Siria y el caso particular de Irán.

Particularmente, consideramos viable la propuesta sugerida por Mohamed el-Baradei, ex director del Organismo de Energía Atómica (IAEA), de crear un “gabinete de rescate”, que sustituya a la Junta Militar y este integrado por individuos seleccionados por las principales fuerzas políticas.

Claro esta, el principal obstáculo para ello es que la Junta Militar admita que ha perdido el control de la situación y se resigne a ceder su actual posición de poder. Esto costara más represión y sangre.


Por Aníbal Mauricio Paz

CDRI.-

Sudan Crisis Update

Escribir un correo electrónico Imprimir PDF

Update

altSouth Sudan gained independence from Sudan on July 9th 2011 as the outcome of a 2005 peace deal that ended Africa's longest-running civil war. An overwhelming majority of South Sudanese voted in a January 2011 referendum to secede and become Africa's first new country since Eritrea split from Ethiopia in 1993. From today onward, the Republic of South Sudan would be 196th country in the world, the 193rd member of the UN, and the 54th country in the continent of Africa. The ongoing celebration has three important components: rising of the flag, debut of the interim constitution and establishment of the national anthem for the new Republic of South Sudan. The new nation stands to benefit from inheriting the vast majority of Sudan's oil wealth, but continuing disputes with Khartoum and a lack of economic development cloud its immediate future.

The pending post referendum issues that are now of great concern and importance are as follows: Abyei referendum, questions of citizenship, national debt, security arrangements, oil and water sharing, border demarcation, and international treaties. These issues are sensitive and could bring the parties back to war again as it was the case of Abyei’s invasion in May 2011. Right now the signs are not good with existent tension along the oil-rich border; it still has not been demarcated so fighting for control of the oil fields is still a possibility. Also, just as the country is trying to get on its feet, alarm bells are already sounding over corruption, tribalism and signs of autocratic rule.

 

More Information:

• http://www.goss.org/
• http://www.bbc.co.uk/news/world-africa-14085832

 

By Jatnna Garcia, CDRI Intern

Actualizacion de la Crisis en Sudan

Escribir un correo electrónico Imprimir PDF

Actualización

altSudán del Sur obtuvo su independencia de Sudán el 9 de julio del 2011 como resultado de un acuerdo de paz firmado en el 2005 que puso fin a la guerra civil de más larga duración en África. Una abrumadora mayoría de los sudaneses del sur votaron en un referéndum en enero del 2011 por la secesión y para convertirse en el más nuevo país de África desde que Eritrea se separó de Etiopía en 1993. A partir de hoy, la República de Sudán del Sur será el país número 196 en el mundo, el miembro número 193 de la ONU, y el país número 54 en el continente africano. La celebración en curso tiene tres componentes importantes: el alzamiento de la bandera, el debut de la constitución interina y la creación del himno nacional de la nueva República de Sudán del Sur. La nueva nación se beneficia de la herencia de la gran mayoría de la riqueza petrolera de Sudán, pero disputas continuas con Jartum y la falta de desarrollo económico nublan su futuro inmediato.

Las cuestiones que quedaron pendientes después del referéndum, y que ahora son de gran interés e importancia, son las siguientes: referéndum de Abyei, las preguntas sobre la ciudadanía de los habitantes, la deuda nacional, las medidas de seguridad a ser tomadas, la distribución del agua y el petróleo, la demarcación de la frontera, y los tratados internacionales. Estos temas son delicados y pueden llevar a las partes a la guerra otra vez, como ya sucedió con la invasión de Abyei en mayo del 2011. En este momento las señales no son muy buenas con existente tensión a lo largo de la frontera rica en petróleo; ésta todavía no ha sido demarcada por lo que altercados por el control de los yacimientos de petróleo siguen siendo una posibilidad. Además, justo cuando el país está tratando de levantarse del suelo, las alarmas ya están sonando por la corrupción, el tribalismo y las señales de un posible gobierno autocrático.

 

Más Información:

• http://www.goss.org/
• http://www.bbc.co.uk/news/world-africa-14085832

 

Por Jatnna Garcia, pasante del CDRI
 

Morocco Crisis Update

Escribir un correo electrónico Imprimir PDF

Update

altAn eighth session of UN-led informal negotiations between Morocco and the Polisario Front on the Western Sahara ended in failure Thursday, July 21st, 2011 in a New York City suburb. “Each party continued to reject the proposal of the other as the sole basis for future negotiations,” said Christopher Ross, the UN envoy to the region. The next informal meeting will take place after the UN General Assembly in September 2011.

The UN Security Council adopted a resolution in late April for a one-year UN mission mandate in Western Sahara (Minurso) that will last until April 2012 and calls on Morocco and the Polisario to increase their negotiations. Rabat is proposing significant autonomy for Western Sahara with a local government and a sovereign parliament. The Polisario Front, supported by Algeria, rejects the Moroccan plan and claims the people of Western Sahara have a right to self-determination through a referendum.

In actuality, the MINURSO counts with 227 total uniformed personnel, including 27 troops, 4 police officers, and 196 military observers. As well, their authorized personnel include 98 international civilian personnel, 162 local civilian staff, and 18 United Nations Volunteers. Among the countries that contribute military personnel are: Argentina, Austria, Bangladesh, Brazil, China, Croatia, Djibouti, Egypt, El Salvador, France, Ghana, Greece, Honduras, Hungary, Ireland, Italy, Jordan, Malaysia, Mongolia, Nepal, Nigeria, Pakistan, Paraguay, Republic of Korea, Sri Lanka, Uruguay, and Yemen, among others. The Police officers come from Egypt, El Salvador, and Jordan.

 

More Information

• http://www.capitalfm.co.ke/news/2011/07/22/western-sahara-negotiations-fail-in-new-york/
•http://www.spsrasd.info/es/content/sahara-occidental-marruecos-nueva-reuni%C3%B3n-el-20-y-21-de-julio-en-manhasset
 

By Jatnna Garcia, CDRI Intern

Actualizacion de la Crisis en Marruecos

Escribir un correo electrónico Imprimir PDF

Actualización

altUn octavo período de sesiones encabezado por la ONU de las negociaciones informales entre Marruecos y el Frente Polisario sobre el Sáhara Occidental terminó en fracaso el Jueves, 21 de julio del 2011 en un suburbio de la ciudad de Nueva York. "Cada parte siguió rechazando la propuesta de la otra como la única base para futuras negociaciones", dijo Christopher Ross, el enviado de la ONU a la región. La próxima reunión informal tendrá lugar después de la Asamblea General de la ONU en septiembre del 2011.

El Consejo de Seguridad adoptó una resolución a finales de abril para un mandato de la misión de un año de la ONU en el Sáhara Occidental (MINURSO), que se prolongará hasta abril del 2012 y pide a Marruecos y el Frente aumentar sus negociaciones. Rabat propone una autonomía significativa para el Sáhara Occidental, con un gobierno local y un parlamento soberano. El Frente Polisario, apoyado por Argelia, rechaza el plan de Marruecos y reclama que el pueblo del Sáhara Occidental tiene derecho a la autodeterminación mediante un referéndum.

En la actualidad, la MINURSO tiene un personal uniformado de 227 personas, incluyendo 27 tropas, 4 oficiales de la policía, y 196 observadores militares. También, su personal autorizado cuenta con 98 civiles internacionales, 162 civiles locales, y 18 voluntarios de las Naciones Unidas. Entre los países contribuidores del personal militar se encuentran: Argentina, Austria, Bangladesh, Brasil, China, Egipto, El Salvador, Francia, Ghana, Grecia, Guinea, Honduras, Irlanda, Italia, Malasia, Mongolia, Nepal, Nigeria, Pakistán, Paraguay, Polonia, Federación Rusa, Sri Lanka, Uruguay, y Yemen, entre otros. Los oficiales de la policía vienen de Egipto, El Salvador, y Jordania.

 

Más Información

• http://www.capitalfm.co.ke/news/2011/07/22/western-sahara-negotiations-fail-in-new-york/
•http://www.spsrasd.info/es/content/sahara-occidental-marruecos-nueva-reuni%C3%B3n-el-20-y-21-de-julio-en-manhasset


Por Jatnna Garcia, pasante del CDRI

Página 1 de 5