funglode
Estas en: Home

Después de la Tragedia, Los Grandes Retos de Japón

Escribir un correo electrónico Imprimir PDF

Tokyo Electric Power Co. - ReutersHace apenas un par de años, Japón tenía la estrategia de propiciar el crecimiento verde. Era una necesidad la búsqueda de nuevos proyectos para dinamizar la economía. El Japón requería de nuevos ejes económicos. Es como si no quisiera perder el puesto de la segunda economía mundial. El desempleo se agudizaba al final del 2010. Se requería disminuirlo lo antes posible.
Los impactos de la crisis financiera norteamericana, el escenario de los altos precios del petróleo y el encarecimiento de las materias primas que caracterizó y aún caracteriza a lo que va del siglo XXI justifican las duras afectaciones de la economía del Japón.[1]

El Gran Desastre
Después de las 2:46 de la tarde de ese 11 de marzo del 2011, se transformaría todo el panorama de la economía nipona. El terremoto de 8.9 grados en la escala de Richter cambiaría entonces los pronósticos de los economistas. Aún lo mas trascendente sería el devastador tsunami, que arrasó lo que encontró a su paso en la costa este de Japón.
Se estimaba que la economía japonesa podría alcanzar un 3.4 por ciento de crecimiento en el 2011. Pero posterior a esas catástrofes, la proyección de algunos economistas de entidades como BBVA y Barclays no le ofrecen mas de 1 o de 1.6 por ciento de crecimiento en su Producto Interno Bruto.[2]
Durante horas, se espero que las consecuencias del tsunami llegaran a convertirse en un gran peligro para toda la costa pacífica, desde Rusia y el Asia, pasando por Estados Unidos hasta arribar a Centro y Suramérica. Pero gracias a Dios, no ocurrieron mayores desgracias.
Los hechos apuntan a una perdida humana invaluable: A diez días del peor desastre natural que haya vivido Japón, cifras oficiales ofrecen un panorama de 12 mil 931 desaparecidos, y 8 mil 649 personas muertas. Esos datos revelan un total de 20 mil personas que podrían ser víctimas fatales de la tragedia. A lo anterior, hay que agregar 360 mil evacuados, de ellos 200 mil pertenecen a los alrededores de la central nuclear de Fukushima, donde técnicos y militares luchan día y noche por rebajar la temperatura de sus reactores, arrojando miles de litros de agua para evitar una tragedia nuclear de mayores proporciones.[3]
Cuando se calcula a dos semanas después del terremoto, el número de muertos asciende a 10 mil 35 personas y el de desaparecidos de 17 mil 443, lo que suma mas de 27 mil las víctimas.[4]
De acuerdo a los estimados del Banco Mundial, se estima que el costo del terremoto y el tsunami que devastaron el noroeste de Japón asciende a 235 mil millones de dólares equivalente al 4 por ciento del Producto Interno Bruto japonés.[5]
En lo que si se han puesto de acuerdo los científicos es que Japón, después del sismo, fue movida de lugar: de tres a cuatro metros al este, mas cerca de Estados Unidos, y mas lejos de Rusia; también que el eje de la tierra se inclino a unos 16 centímetros, y que se acorto la duración del día en 1,8 microsegundos, lo que equivale a una millonésima de segundos.[6]

Los Grandes Retos
Cuales son los retos que enfrenta Japón después del terremoto, el tsunami y la ocurrencia de los daños a una de sus mas importantes plantas nucleares?
Se puede afirmar que son varios los retos que enfrenta el gobierno y el pueblo japonés.
Internamente, se ha producido el cierre de las operaciones de algunas empresas afectadas en el área de las zonas de desastres, lo que genera una presión para mantener su producción y crea una tendencia al desempleo. Se han visto afectadas sobretodo por las cadenas de producción, por las dificultades de disponer de partes para sus maquinarias. Se calcula que un diez por ciento de la generación de energía también se ha reducido considerablemente por los daños ocasionados en la planta de generación de energía nuclear.
Esa situación podría disparar los precios del gas natural y del carbón, ante las perdidas materiales sufridas por una de las principales fuentes de generación, como lo es la nuclear.[7]
Otro reto importante tiene que ver con la posible reducción de la asistencia internacional para los países en vía de desarrollo. Y esa tendencia, que viene desde antes del sismo, se profundizaría por una merma que han mostrado los presupuestos de cooperación internacional del gobierno de Japón.
Hay que considerar que desde el punto de vista económico, se requiere una inversión de alrededor de un 4 por ciento del Producto Interno Bruto en los próximos cuatro anos. El Banco Mundial ha hablado de cerca de 235 mil millones de dólares, lo que sería otro reto para la economía japonesa.
Pero también se encuentra el tema del efecto de la radiación nuclear, cuyos efectos aún no están claros y podrían tener consecuencias en el mediano y largo plazo.
Dos semanas después del sismo, la planta de energía atómica de Fukushima seguía siendo el epicentro de una crisis nuclear. Ante el daño del sistema de refrigeración de esa central, todavía operarios y militares trabajaban para mitigar el peligroso sobrecalentamiento de sus seis reactores de agua en ebullición.[8]
Existe la posibilidad de que se hayan producido reactivos nucleares en especies de col y en hojas de comestibles de crisantemo, y fue suspendido el traslado de espinaca y de leche de un lugar a otro. Y todo esto afecta la tendencia del consumo del mercado interno y la demanda de la estructura de sus importaciones.
Pero además, existe una gran posibilidad de que la radicación se haya extendido a los mares de Corea del Sur, afectando hasta algunas de las ciudades de ese país vecino, aunque no constituyen todavía ningun peligro para la población. Se han detectado rastros de yodo radiactivo en cinco ciudades de todo el país, a raíz de la crisis nuclear en la central nuclear afectada por el terremoto en Japón, dijo este viernes una agencia estatal de seguridad nuclear. El Instituto Surcoreano de Seguridad Nuclear (KINS, según sus siglas en inglés), dijo que un análisis de las muestras de aire tomadas de 12 lugares de todo el país, hallaron rastros minúsculos de yodo-131 radiactivo en Daegu, Busan, Cheongju, Gangneung y en la isla de Jeju.[9]
Hay quienes consideran que el impacto de la catástrofe nuclear de Fukushima en Japón sería “mucho peor” que la de Chernobil en Ucrania en 1986 y podría salir mas cara en términos humanos y económicos.[10]
En términos comerciales, el impacto del problema nuclear puede tener repercusiones en las exportaciones japonesas.
Para poner un ejemplo: Corea del Sur ha detectado rastros de cesio y yodo radiactivos en los productos alimenticios importados de Japón, de acuerdo al regulador local de seguridad alimentaria, en medio de los crecientes temores sobre la contaminación por radiación. La Administración de Alimentación y Drogas de Corea del Sur (KFDA, según sus siglas en inglés) dijo que halló cantidades muy pequeñas de radiación en 14 de 244 productos controlados después del 19 de marzo. Los productos afectados incluyen: melones, vino de arroz, galletas, pan, dulces, salsas, vitaminas y aditivos alimentarios.[11]
Por estas razones, países como Corea del Sur, Taiwan y China han puesto algunas restricciones a las importaciones provenientes de Japon.
El impacto en los mercados de muchos países de América Latina podría también tener efectos múltiples. En algunos productos, podría sentirse de manera negativa la crisis y la catástrofe de Japón. Por ejemplo, los productores de flores de Colombia han sido afectados por la crisis, y solo han recibido un “no” de los compradores japoneses a la oferta de flores.[12] Todavía los productores de café, no han sido tan afectados, pero esperan que si lo sean en el corto plazo.
Pero en otros productos, se podría crear un nicho importante para determinados productos latinoamericanos. Es probable que artículos como carne y vegetales tengan que ser importados por Japón ante la ocurrencia de la crisis y los efectos de las radiaciones nucleares.
Los danos materiales podrían ser recuperables en el mediano y largo plazo, y hasta se podría dinamizar la economía nipona en el futuro no muy cercano. Se podría tener, en el tiempo, una cuantificación del impacto en la asistencia para el desarrollo y en sus exportaciones. Lo que quedaría sin resolver es el costo de las perdidas humanas, lo que no hay forma de reguardar, al igual que el impacto de las radiaciones nucleares.
Y por ultimo, pero no menos importante, es el concerniente a si Japón continuara con su tendencia al incremento de su presupuesto militar. Las cifras que ofrecen algunos analistas contradicen la justificación económica de Japón para reducir la asistencia oficial para el desarrollo. Mientras ese país aumenta su presupuesto en gastos militares,[13] a la vez mantiene una postura de alianza con Estados Unidos en apoyar a esta nación en su estrategia militar en algunos conflictos del medio oriente, como ocurrió con Irak.[14]
Por lo general, Japón no ha dejado tampoco de tener sus momentos de tensiones con respecto a Corea del Sur sobretodo con lo que se relaciona a la disputa de la isla de Dokdo, por un lado, y por el otro, con la publicación de libros de textos que son considerados denigrantes para las mujeres surcoreanas por la actitud asumida durante la ocupación militar japonesa ocurrida en Corea del Sur en el siglo pasado.

Por Hector Galvan, Coordinador Regional del CDRI para el Pacífico

Fuentes Citadas

[1] Smith Hernandez, Roberto: La Ayuda Oficial para el Desarrollo: Japón Un Examen Critico, http://www.eumed.net, Observatorio Latinoamericano de la Economía y la Sociedad del Japón, Vol. 3, No.10, (Enero, 2011)

[2] Jiménez, Ana:  PIB Japón 2011,  La Economía, http://www.laeconomia.com.mx/tag/ocde/

[3] El Tiempo, Colombia: Mas de 8.000 muertos en Japón, lunes 21 de marzo del 2011, pagina 8.

[4] Hoy, Japón no sale del susto nuclear,  República Dominicana, 26 de marzo del 2011, pagina 13B

[5] El Tiempo, Colombia: Mas de 8.000 muertos en Japón, lunes 21 de marzo del 2011, pagina 8.

[6] BBC, Londres, Terremoto movió a Japón de lugar, /www.bbc.co.uk/, 11 de marzo del 2011.

[7] Economist Intelligence Unit: Japan Economy after the Quake, http://www.slideshare.net/ March 23, 2011

[8] El Nacional, República Dominicana, No logran resolver crisis de Fukushima, pagina 28

[9] Yonhap News, República de Corea, http://spanish.yonhapnews.co.kr/ 1 de abril del 2011

[10] Natalia Mironova, Ve Japón es peor que Chernobil, Hoy, República Dominicana, 2 de abril del 2011, pagina 13B.

[11] Yonhap News, República de Corea, http://spanish.yonhapnews.co.kr/, 30 de marzo  del 2011

[12] El Tiempo, Colombia;  Flores y Café, primeros damnificados por Japón,  martes 22 de marzo del 2011, página 17

[13] En 2001, por ejemplo, el país asiático gastó más de de 43,0 mil millones de dólares, en ese tipo de consumo, tendencia que se mantiene al alza. Los gastos militares de Japón representan algo más del 3,0% del total mundial y pone al país entre los 6 más grandes gastadores internacionalmente en ese aspecto. Vease a Smith Hernandez, R.

[14] Smith Hernandez, Roberto: La Ayuda Oficial para el Desarrollo: Japón Un Examen Critico, http:www.eumed.net, Observatorio Latinoamericano dela Economía y la Sociedad del Japón, Vol. 3, No.10, (Enero, 2011)

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar